miércoles, 9 de mayo de 2018

Estilos de Tai Chi


Llegado de oriente como otras muchas artes marciales el Tai Chi, ha ido haciéndose un lugar importante en la cultura occidental obteniendo así cada vez mayor cantidad de adeptos gracias a sus innumerables beneficios.

El Tai Chi es un tipo de ejercicio físico y también un filosofía de vida, por ello para realizar una buena práctica es necesario conocer también sus diferentes estilos, ya que como toda disciplina se ha desarrollado a lo largo del tiempo surgiendo diferentes formas asociados a las familias que los practicaban.

De esta forma el estilo Tai Chi Yang es uno de los más practicados y el que más se ha extendido en el mundo. Tradicionalmente se compone de 108 movimientos de mano y cuenta también con movimientos de espada, lanza y sable, caracterizándose por sus movimientos de tipo ondulantes y muy suaves.

Dentro del Tai Chi existe también una secuencia llamada simplificada compuesta de 24 movimientos y que es la adoptada por la comisión de Deportes China para ser enseñada en escuelas y centros de entrenamiento de Tai Chi.

Otros estilos menos utilizados pero reconocidos dentro de esta disciplina son:
Estilo Chen: El más antiguo de los estilos Tai Chi conocidos hasta hoy. Fue creado y también difundido por la familia Chen y es la combinación de movimientos lentos y suaves, con saltos y realizando los movimientos con mayor rapidez.

Estilo Wu: Fue fundado por Wu Yuxiang y se destaca por los movimientos de estilo donde se destacan su sencillez y refinamiento. Este estilo se realiza en círculos e imita las transformaciones yin-yang.

Estilo Sun
: Su nombre deriva de su creador el artista marcial Sun Lu Tang posee más movilidad que otros estilos y tiene una gran acción de movimientos de pies.

Sin importar el estilo elegido la práctica constante y durante un tiempo prolongado dará a quien lo realice diversos efectos favorables mejorando su equilibrio, flexibilidad y ayudando a dejar atrás el estrés y la ansiedad.

lunes, 19 de marzo de 2018

Que debes saber sobre el running

Si cada vez que sales a dar un paseo te cruzas con personas corriendo como una actividad física habitual, ¡no te extrañes! Pues el running es hoy una tendencia que crece y lo practican tanto hombres como mujeres de todas las edades.

El running se ha popularizado en los últimos años y cada vez más las personas se apuntan para correr maratones, medias maratones o simplemente carreras ciudadanas, transformando esta actividad en un deporte divertido y asequible para todos.

Los beneficios del running para la salud son numerosos ya que devuelve la vitalidad y energía, mejora el estado anímico, ayuda a controlar el estrés y la ansiedad y socialmente ayuda a establecer vínculos con otras personas. Entonces, lo primero es informarte sobre lo que necesitas para practicar running, como ropa cómoda y un buen par de zapatillas, ten en cuenta que el calzado es todo si piensas comenzar a correr asiduamente.

No es necesario que gastes mucho dinero en zapatillas deportivas pero si es recomendable que compres unas especificas de running con buena amortiguación ya que cuando corres el peso que soportan tus pies se multiplica hasta seis veces al que soportan habitualmente y unas zapatillas para correr te evitarán sufrir una lesión.

Comienza paulatinamente a correr y no olvides hacer algunos ejercicios de calentamiento antes de comenzar y de estiramiento después de la práctica. Puedes comenzar por dos días a la semana corriendo unos 20 minutos y una vez que logras mantener el ritmo aumenta el tiempo y la cantidad de veces que sales a hacer running.


Recuerda que correr y caminar es una combinación perfecta cuando recién te inicias en el running, sin esforzarte más de lo normal, ya que esa es la forma correcta para que comiences a adquirir resistencia física y mayor energía.

Comienza poco a poco a practicar running y termina siempre el entrenamiento en buenas condiciones, de ahí la importancia de intercalar el correr con caminar para evitar el punto de estar completamente exhausto.

Puedes por ejemplo comenzar con un minuto de carrera y un minuto andado, repitiendo esta rutina durante 10, 12, 15 minutos en una primera, segunda y tercera sesión, paulatinamente irás progresando y cada vez conseguirás acumular mayor tiempo de carrera hasta completar un total de 45 minutos sin sentir la fatiga.

 ¿Y tú?… ¿te animas a sumarte a la moda del running?

miércoles, 7 de marzo de 2018

Viking la nueva forma de entrenamiento

Un método innovador que llega a las aulas de entrenamiento físico, el sistema Viking, se caracteriza según los expertos en fitness por utilizar los ejercicios intensos a través de la lucha.

El Viking es un método de entrenamiento físico que se hizo conocido por haber ayudado a esculpir el cuerpo de muchas estrellas y celebridades y cuyo secreto está en una rutina de intervalos de ejercicios de alta intensidad y actividades físicas de resistencia.

Así, ejercicios de cardio combinados con movimientos estáticos realizados durante unos 45 segundos por movimiento resultan especialmente recomendables para conseguir modelar los músculos. En cada movimiento se utiliza mucha energía, que produce más ácido lácticos y avivar el metabolismo, por ello el cuerpo quema grasa y no consume el músculo.

El principio en que se basa el método Viking es en la motivación para realizar cada entrenamiento físico ya que no existe una cuenta de calorías de forma constante sino que lo que se busca es conseguir un equilibrio adecuado en cada sesión, pues se entrena para ganar mayor potencia, fuerza externa pero también interna, además de agilidad física y confianza en si mismo.

La teoría en la que se sustenta el método Vinking es la de quemar los depósitos de grasa y por ello también la dieta es fundamental para llevar adelante este plan ya que se deberán consumir ciertos alimentos y hacerlo a determinadas horas para obtener mejores resultados. Con este método la promesa es que se activan las hormonas que sirven para adelgazar y se desactivan aquellas que no lo hacen.


Cada alimento recomendado para comer antes y después del entrenamiento Viking tiene como objetivo maximizar el aumento muscular y la clave está en no consumir carbohidratos 90 minutos antes de comenzar con los ejercicios, estando permitido comer proteínas o algo de grasas.

Este método de ejercicios se basa también en el establecimiento de objetivos al realizar cada entrenamiento y ni bien se termina cada sesión sentirse satisfecho de haber cumplido la meta planteada. Quienes ya practican el método Vinking afirman que no solo es divertido de hacer sino que los resultados son realmente sorprendentes.

Cabe recordar que este método de entrenamiento se basa en la activación del metabolismo y por lo tanto es necesario hacer ejercicios de alta intensidad que aumentan la tasa metabólica, o sea que permiten quemar depósitos de grasa aún después de varias horas de terminar la sesión.

En cada entrenamiento utilizando el método Viking también pueden intercalarse ejercicios HIIT y siguiendo el plan de forma adecuada en dos semanas es posible mejorar la capacidad aeróbica, algo que en un entrenamiento convencional puede llevar entre seis y ocho semanas, por ello merece la pena innovar y conocer personalmente los resultados.