martes, 28 de junio de 2016

Caminata vs Gimnasio

Caminar puede parecer una actividad física poco importante, sin embargo, es necesario conocer los beneficios que puede aportar a la salud y al cuerpo un ejercicio físico tan simple. Muchas son las personas que dudan entre hacer una caminata diaria o ir al gimnasio con regularidad.

Es necesario antes de tomar una decisión considerar las ventajas y desventajas de cada una de estas actividades. Caminar, no solo es bueno para la salud sino que también ayuda a bajar el estrés y lo mejor de todo es una actividad gratis, a pesar que lo gimnasios ofrecen muchas más opciones para quienes quieres hacer un entrenamiento completo, pero el coste en dinero es significativo.

Para algunos entrenadores personales hacer una caminata diario puede resultar muy efectiva para mantenerse sanos y en forma pero asistir al gimnasio propone diferentes tipos de entrenamiento físico excelentes para quienes buscan otros resultado en cuanto a su físico.

Existe un estudio en el que pudo observarse que quienes caminan diariamente y a paso rápido durante media hora tienen un índice de masa corporal inferior y una cintura más pequeña que quienes realizaron otras actividades de intensidad moderada como las que ofrece el gimnasio.

Si bien caminar diariamente puede ayudar a mantenerse en forma y a prevenir la obesidad abdominal, estos beneficios se aprecian más en personas mayor o mujeres, ya que aquellos que van al gimnasio habitualmente pueden tener mejor forma física pero mayor peso corporal.


Caminar puede ser entonces suficiente para mantenerse sanos y en forma, pero ir al gimnasio puede resultar más beneficioso para quienes quieren tener una buena composición corporal y un excelente estado físico.

Una de las principales ventajas de ir al gimnasio es que se puede elegir entre muchos ejercicios, desde los específicos para desarrollar la musculatura hasta los indicados para tonificar los músculos o mejorar la postura, mientras que caminar al aire libre solo requiere de un poco de tiempo y buen calzado deportivo.

La desventaja de caminar es que hay ejercicios más eficaces pero existe una manera de reducir este problema y es intensificar la caminata, haciéndola a un ritmo muy rápido que permitirá quemar calorías.

Por lo tanto, para tomar la decisión correcta será necesario sopesar ventajas y desventajas de ambas actividades físicas y sobre todo conocer cuál es la mejor rutina de acuerdo a los objetivos planteados

viernes, 24 de junio de 2016

Mantener la actividad física aún en vacaciones

El verano ya está aquí y muchos son los que empiezan su periodo de vacaciones. Es cierto que las vacacione son para eso, para relajarnos y pasar unos días sin hacer nada y desconectar de la rutina y de las obligaciones cotidianas.

Pero a pesar de todo, muchas personas son las que en vacaciones siguen entrenando de manera cotidiana. Por ello en este post nos queremos detener en algunas de las técnicas más comunes que podemos aplicar en vacaciones cuando tenemos lejos los gimnasios y las salas de entrenamiento.

En vacaciones cualquier lugar puede ser bueno para dedicar unos minutos al día a mantenernos en forma. Un parque, la playa, el bosque, una terraza de un hotel… cualquier sitio puede servirnos si sabemos cómo. Por ello es fundamental conocer algunas técnicas que nos ayudarán a mantenernos activos sin darnos cuenta y con poco esfuerzo y tiempo al día.

Ejercicios utilizando el peso del propio cuerpo

En primer lugar podemos decantarnos por sencillos ejercicios que podemos realizar con nuestro propio cuerpo, sin pesos adicionales ni nada por el estilo. Podemos realizar abdominales en el suelo, sobre un banco del parque e incluso sobre la cama del hotel donde nos hospedamos.

La realización de dominadas de pectoral en suelo también puede ser otra opción, así como su realización sobre un banco del parque apoyando los pies en el suelo y los brazos en el banco o viceversa para trabajar la parte superior y la inferior del pectoral.


También podemos realizar con nuestro propio peso sentadillas apoyando la espalda en la pared o simplemente de pie manteniendo el equilibrio. Para la ejecución de ejercicios en vacaciones podemos utilizar instrumentos como el TRX, un clásico pensado precisamente para cuando estamos fuera de nuestro lugar habitual de entrenamiento.

Se trata de ejercicios que realizaremos con nuestro propio peso y que nos servirán para mantenernos activos y tonificados mientras estamos de vacaciones. Con estas simples cintas podemos entrenar todas las partes del cuerpo con la utilización de diferentes ejercicios enfocados en cada una de ellas. 

Bandas o gomas elásticas

Otros aparatos que nos servirán para mantenernos activos en vacaciones son las gomas elásticas. En el mercado las podemos encontrar de diferente densidad, ya que ésta es la que limitará la resistencia que nos van a ofrecer a la hora de hacer ejercicio. Cuanta más resistencia mayor será el impacto sobre los músculos.

Por lo demás, la realización de los ejercicios será igual a la que estamos acostumbrados con máquina o peso libre, solo que debemos tener cuidado a la hora de anclar las gomas en un determinado lugar para que permanezcan fijas durante el ejercicio.

Ejercicio aeróbico en la playa o la montaña

Ni que decir tiene que mientras estamos de vacaciones podemos seguir realizando ejercicio aeróbico. Hay que tener presente que al cambiar de aires y de escenario el desempeño de estas actividades cambiará.

Podemos aprovechar la playa o la montaña para realizar nuevas rutas que podemos realizar corriendo o caminando. Sea como sea, cualquier momento puede ser adecuado para levantarnos y caminar o correr para así mantener la quema constante de calorías y evitar acumular kilos con las vacaciones.

jueves, 23 de junio de 2016

Errores frecuentes al practicar ciclismo indoor

Lo primero es aprender a configurar la bicicleta para practicar spinning pero lo que sigue no es solo subirse y comenzar a pedalear, existen ciertas cosas a tener en cuenta y errores frecuentes que suelen suceder ante la inexperiencia de hacer ciclismo indoor.  

Hoy, queremos compartir algunos errores frecuentes al practicar ciclismo indoor y conocerlos evitará un mal entrenamiento y mejores resultados ya que hacer una buena clase de spinning es mucho más que subirse a la bici y dar pedales hay pautas de practica y seguridad que debemos seguir para evitar lesiones y maximizar los beneficios de cada sesión.

Uno de los errores más comunes es mirar al suelo escondiendo la cabeza entre los hombros cuando la postura correcta es mantener la alineación del cuello con el resto de la columna, mirando hacia el frente y de forma confortable, ya que al mirar hacia el suelo solo se genera un desalineación y se crea tensión en las cervicales.

Otro error es colocar todo el peso del cuerpo sobre el manillar de la bici, no es necesario aferrarse al manillar pues esta posición incorrecta genera tensión en hombros y muñecas, siendo lo correcto repartir el peso del cuerpo y utilizar el manillar solo como un apoyo.


Pedalear de pie y con las puntas de los pies orientadas hacia abajo es un grave error, lo mejor es colocar la planta del pie con la punta del mismo mirando un poco hacia arriba para optimizar cada vez que se hace el movimiento de pedalear, así también se economiza esfuerzo físico.

En cuanto a la velocidad lo ideal es encontrar un punto en el que no sea muy duro pedalear e ir realizando las modificaciones necesarias para lograrlo pero siguiendo siempre las indicaciones del instructor. Por último, el error que la mayoría de aquellos que recién comienza a hacer ciclismo indoor es realizar los estiramientos después de cada sesión.

Lo primer es lograr una bajada progresiva de las pulsaciones y después realizar los ejercicios de estiramiento algo que evitará dolores musculares, posteriores lesiones y es una buena técnica para facilitar la recuperación.

Si se comenten los errores antes mencionados lo recomendable es volver a la posición inicial y modificar la postura o todo aquello que está haciéndose mal porque en la medida que se solucionan los errores se optimiza el trabajo de ciclismo indoor.

miércoles, 22 de junio de 2016

Entrenamientos para mejorar el nivel de fitness

Quienes practican ejercicio físico de forma regular por lo general se apegan a las mismas rutinas por una cuestión de comodidad y olvidan que utilizar rutinas varias mejoran notablemente el entrenamiento y permiten obtener mejores resultados.

Existen entrenamientos recomendables para variar las rutinas y combinarlas, el de resistencia, el de fuerza y el estático, cada uno de ellos ayuda a potenciar diferentes grupos musculares y desarrollar la energía, aumentar el índice metabólico y fortalecer las articulaciones. 

Entrenamiento de Resistencia

Los ejercicios aeróbicos ayudan a aumentar la energía, mejorar el funcionamiento de corazón y pulmones ayudando también a aumentar el índice metabólico que ayuda a quemar calorías incluso varias horas después de concluido el entrenamiento.

Además los ejercicios de resistencia mejoran la salud física y mental pues el cerebro libera endorfinas las hormonas del bienestar con una menor predisposición a desarrollar síntomas de depresión. Correr o hacer natación son excelentes ejercicios de resistencia y se recomienda hacer este tipo de entrenamiento unos 60 a 75 minutos semanales.



Entrenamiento de fuerza

Tanto para hombres como para mujeres incluir ejercicios de fuerza ayudan a que los músculos se contraigan gracias a la resistencia externa. Pueden utilizarse pesas, mancuernas, máquinas o bien el peso del propio cuerpo para hacer en entrenamiento de fuerza.

Por otra parte los ejercicios de fuerza causan pequeños desagarres en los músculos y esto provoca la regeneración de los mismos con nuevo tejido muscular, consiguiendo un cuerpo más tonificado y con menos depósitos de grasa. Flexiones de bíceps, sentadillas, abdominales son algunos ejemplos de ejercicios de fuerza que deben incluirse. 

Estiramiento estático

A medida que se envejece los músculos de todo el cuerpo se vuelven menos flexibles por ello es recomendable incluir en la rutina de ejercicios el estiramiento estático a través de movimientos que ayuden a mejorar las articulaciones, hacerlas más fuertes y conseguir un mejor desempeño físico.

El estiramiento estático ayuda a relajarse y reducir los niveles de estrés y hasta disminuir el porcentaje de grasa corporal, por ello es importante incluirlo tanto antes como después de los ejercicios. Aún cuando pueda parecer una actividad pasiva son fundamentales para calentar los músculos antes de estirar y ayudar a que el flujo sanguíneo llegue a todos ellos reduciendo además la posibilidad de sufrir lesiones.

Entrenamientos de resistencia, fuerza y estiramiento estático son esenciales para mejorar los niveles de fitness además de ser beneficiosos para la salud.

sábado, 18 de junio de 2016

Consejos para entrenar series fácilmente

Si lo que quieres es incorporar el entrenamiento de series, imprescindible para mejorar tu ritmo de carrera, deben tener en cuenta que se trata de una actividad más intensa de lo normal y por ello debes hacer una buena planificación para que el trabajo resulte más efectivo y fácil. El entrenamiento de series necesita de ciertos cuidado especiales por ser un trabajo intenso.

El calentamiento previo, los ritmos y el descanso son puntos básicos que debes tener en cuenta pero también existen otros consejos que harán que todo resulte más fácil de hacer. Para comenzar ten en cuenta que los ejercicios de calentamiento deben ser más intensos que lo normal y también el tiempo para llevarlo a cabo será más largo, ya que tus piernas son expuestas a ritmos más altos y deben estar bien preparados.

Para un calentamiento correcto lo indicado es trotar, movilizar y estirar bien los músculos y articulaciones haciendo siempre progresiones cortas y una vez que se comienza el entrenamiento es necesario no mantenerse parado entre series, si se está muy agotado puede trotarse en el mismo lugar pero no parar totalmente.


Otro consejo a tener en cuenta es no hacer totalmente la serie, eso dejarlo para el día mismo de la competición, para ello hay que hacer una dosificación y lograr así realizar todas las series al mismo ritmo y si sobran fuerzas hacer más intensa la última serie.

También es conveniente variar el tipo de series semanalmente o sea no hacer siempre la misma distancia o cantidad de series, ir variado es hacer series más cortas, medias o largas y adaptarlas al estado físico para planificar en cuanto a calidad y cantidad.

Para un nivel básico o medio de corredor las series mejoran el ritmo de carrera, se trata de un entrenamiento exigente y que necesita de reposo para poder interiorizarlo, en tanto que para un nivel básico lo ideal es no hacer más de una sesión de series por semana.

Después de cada serie el descanso depende del estado físico incluso puede hacerse un entrenamiento liviano al día siguiente, de lo contrario se recomienda un día de descanso para retomar el buen estado físico.