lunes, 31 de enero de 2011

HeartAssist 5, un dispositivo mecánico de asistencia


Utilizados para personas que poseen deficiencias cardíacas muy severas y se encuentran a la espera de recibir un transplante, estudios recientes han demostrado que el uso de un corazón artificial en combinación con varias terapias farmacológicas pueden hacer que los corazones sufran cambios positivos que los lleven a recobrar en un todo su funcionamiento normal.

A pesar que el transplante de corazón ha sido siempre el tratamiento más viable para pacientes que padecen de graves deficiencias cardíacas, se ha demostrado que existen limitaciones como por ejemplo la falta de donantes y también el riesgo que se corre con la posibilidad de un rechazo del nuevo órgano.

Las nuevas terapias y tecnologías como el HeartAssist 5, un dispositivo mecánico de asistencia, permite el alivio de la presión que ejerce para las personas saber que se encuentran en una lista de espera y les ofrece además una alternativa excelente cuando no se consigue un donante de corazón.

Además, un equipo de cirujanos cardíacos dirigidos por Matthias Karck, ha realizado el primer implante de corazón de este tipo el HeartAssist 5.


Se trata de un dispositivo de asistencia ventricular. Realizado en material plástico y titanio que pesa sólo 92 gramos y que ayuda al corazón a latir, ha sido diseñado y desarrollado por la compañía MicroMed Cardiovascular, de Estados Unidos.

Este gran adelanto científico puede resultar en el futuro como una solución de tipo permanente ante los problemas de insuficiencias cardíacas, inclusive en pacientes pediátricos, un suceso que le devolverá la esperanza a muchas personas en todo el mundo.


0 comentarios :