lunes, 4 de abril de 2011

Consejos básicos para dar un masaje relajante



Los masajes poseen múltiples beneficios ya que suavizan la piel, mejoran la circulación sanguínea, calman problemas musculares y relajan el cuerpo de forma excelente. Son además una magnífica herramienta para dejar atrás las tensiones.

Ya los chinos en la antigüedad conocían lo beneficiosos que los masajes y el contacto de las manos con el cuerpo producían.

Pos su parte egipcios, romanos e hindúes desarrollaron diversas técnicas de masaje a lo largo de la historia, siendo los masajes que hoy podemos disfrutar fruto de la recopilación de esas técnicas milenarias.

Un masaje logra que los músculos puedan recuperar la elasticidad perdida y hacen desaparecer los signos de tensión muscular, proporcionando una sensación de relax que alivia las tensiones, ansiedad y preocupaciones.

Además, la acción de las manos sobre la piel produce un peeling que ayuda a eliminar toxinas y células muertas.

Un buen masaje es relajante, y genera bienestar, tanto para quién lo recibe, como para quién lo realiza.

Nada mejor entonces que luego de un arduo día de trabajo y en la comodidad del hogar recibir unos minutos de un buen masaje relajante.

Con relativamente pocos movimientos y una guía es posible aprender a realizar masajes relajantes sobre todo en las zonas puntuarles donde el cansancio y el estrés se concentran.



0 comentarios :