sábado, 6 de agosto de 2011

Mascarillas faciales, cómo aplicarlas



Las mascarillas faciales completan de forma perfecta el tratamiento diario que realizamos a nuestra piel, limpieza, tonificación y nutrición se ven beneficiados con la aplicación semanal de una máscara específica para nuestro tipo de piel.

Podemos adquirir diferentes tipos de mascarilla faciales dependiendo del efecto buscado, las hay para limpiar en profundidad la piel, tensarla y dejarla luminosa. También, es posible preparar nuestras propias mascarillas a partir de sustancias naturales como avena, miel, pepino, aguacate, etc.

Una de las funciones principales de las mascarillas es la de renovar, exfoliar y atenuar las líneas de expresión y dentro de estas categorías tendremos mascarillas para pieles normales, mixtas, grasas, secas y sensibles.

Es necesario tener en cuenta que no todas las mascarillas cumplen la misma función puede que necesitemos limpiar nuestra piel a fondo, nutrirla, hidratarla o que necesitemos una con efecto liftitng.

Una vez que hemos determinado esto, elegiremos un momento del día donde además nos sea posible relajarnos mientras la mascarilla actúa.

Por otra parte, la mascarilla la aplicaremos con un pincel cubriendo todo el rostro, evitando el contorno de ojos y boca y la extenderemos desde el cuello hasta el escote, una zona que no debemos descuidar.

Dejaremos que actúe por espacio de 15 a 20 minutos y retiraremos de acuerdo a lo indicado en el envase. Si se trata de una mascarilla casera, generalmente con agua templada es suficiente para retirar el resto de mascarilla dejando la piel totalmente libre.

Mascarilla facial para pieles sensibles

0 comentarios :