lunes, 23 de abril de 2012

Perder peso de forma rápida y sus consecuencias


Con la llegada del verano todos quieren estar en forma y para ello tanto hombres como mujeres comienzan un camino para lograr ese objetivo.

Sin embargo, el perder peso a costa de cualquier método en ocasiones solo nos hará perder tiempo sino que también puede ser nocivo para la salud. 

La mayoría de las personas piensan que con solo ver disminuir la aguja de la báscula ya es suficiente y una vez llegado al peso deseado ya se ha terminado el problema, siendo en realidad cuando recién comienza. 

La idea que perder peso es sencillo y que existen múltiples estrategias para lograrlo y hacerlo de forma rápida se encuentra respaldada por dietas y tratamientos que así lo hacen, pero esto no es positivo a largo plazo y tampoco es lo más adecuado.

La mayoría de las dietas para adelgazar de forma rápida en realidad no nos hacen perder kilos sino líquidos y músculo. 

Una vez que el organismo se vuelve a hidratar y a tomar alimentos el peso que se ha perdido tan rápidamente se recupera. 

Están quienes se someten a dietas estrictas seguidas a mediano plazo y al comer menos de lo que el cuerpo precisa éste acude a las reservas de grasa para obtener suministros energéticos. 

Con este tipo de dietas se baja de peso, pero el cuerpo desciende también el coste metabólico y por ello a medida que comemos menos alimentos el cuerpo comienza a ahorrar energía y no continúa con la rutina  de consumir  la grasa. 

Esto provoca que  cuando se come algo de más el organismo lo convierte en grasa haciendo que cada vez se más dificultoso perder grasa, además del peligro que el cuerpo comienza a catabolizar la masa muscular y se pierde músculo, sobre todo cuando se realiza una vida muy sedentaria. 

La mejor forma de perder peso de forma saludable y no recuperarlo luego de dejar la dieta es a través de una dieta personalizada.

Esto se logra con una dieta equilibrada de acuerdo a la edad, sexo y estructura física de cada uno, además de hacer 5 comidas diarias y comenzar a practicar actividad física y por supuesto tener paciencia para ver los resultados ya que además de adelgazar se estarán ganando nuevos hábitos alimenticios. 

Restricciones, pasar hambre dietas muy rigurosas y sacrificios solo traerán mal humor debido a que no alcanzamos la meta planteada.

0 comentarios :