lunes, 14 de mayo de 2012

Terapias alternativas para bajar de peso

Llega el verano y tanto hombres como mujeres se encuentran en su mayoría haciendo alguna dieta y ejercicio físico para eliminar esos kilos de más para lucir mejor en la playa o en la piscina. 

Además de una dieta baja en caloría pero saludable y equilibrada existen en la actualidad varias terapias alternativas que prometen ayudar a bajar de peso teniendo como base fundamental la salud y el bienestar. 

Así, encontramos los principios milenarios de la medicina china, basada en el presupuesto que el problema de la obesidad se encuentra íntimamente ligado a una deficiencia de los órganos que son los encargados de extraer la energía y nutrientes de los alimentos, trayendo como consecuencia por ejemplo la retención de líquidos o un elevado porcentaje de insulina que provocan una alteración del metabolismo. 

La acupuntura es utilizada como un complemento para el control de peso, ayudando a lograr la activación en la eliminación de los depósitos de grasa además de normalizar la digestión y controlar la ansiedad regulando también el apetito. De aplicación simple utilizando puntos llamados “chacras” que activan ciertas zonas del organismo para poner en funcionamiento un sistema que ayuda a bajar de peso de manera saludable. 


En el caso de la aromaterapia se utilizan determinadas esencias como los aceite de naranja o limón que pueden ingerirse dos veces por día mezcladas en alguna infusión, completándose el tratamiento con un drenaje linfático manual a través de masajes corporales utilizando también ciertos aceites esenciales. 

La fitoterapia se basa en el uso de ciertas y determinadas plantas con fines medicinales que ayudan a mejorar la digestión, acelerar la quema de depósitos de grasa o adiposidades además de tener una acción diurética que ayuda también a tratar la celulitis en las mujeres. 

Por último, la hipnosis es un tratamiento que está siendo utilizado en los últimos años con la finalidad de ayudar a adelgazar a través de un trabajo que tiene como fin bloquear los estímulos del medio ambiente que producen un desvío en la meta de adelgazar. Según los especialistas que utilizan este método un estado de relajación profunda ayuda a ofrecer sugerencias a los problemas de obesidad y sobrepeso estimulando así a que el paciente reemplace ciertos alimentos con demasiadas calorías por otros más saludables y que no sumen kilos a la figura. 

Las terapias alternativas para la pérdida de peso pueden ayudar a eliminar la ansiedad y hacer que la persona se sienta más motivada pero siempre serán utilizadas como complemento de una dieta baja en calorías y actividad física adecuada.

0 comentarios :