sábado, 9 de junio de 2012

Dieta neurobiológica

Creada por el médico argentino Norberto Russo, especialista en nutrición, la dieta neurobiológica se ha hecho conocida también en Europa y Estados Unidos, debido a los beneficios que brinda al organismo además de ser efectiva para bajar de peso. 

Se trata de una dieta que tiene como fundamento estabilizar los niveles de hidratos de carbono en sangre, brindar saciedad y regular la secreción de insulina. 

Gracias a su realización se busca regular la secreción de insulina, estabilizando los niveles de hidratos de carbono en la sangre, además de brindar saciedad. 

Esta dieta es excelente para quienes no desean pasarse el día contando calorías, ni pesar alimentos, creando además hábitos alimenticios diferentes que permiten una pérdida de peso pero comiendo de acuerdo a las necesidades personales. 

Este plan de adelgazamiento debe hacerse como máximo durante 15 días y de forma estricta, pasando luego a un período de otros 15 días donde puede flexibilizarse cada menú. 

Ideal para personas con exceso de peso y problemas de ansiedad, no puede realizarla quien sufre de diabetes, embarazadas o mujeres durante el período de lactancia. 

Para tener éxito debe aprenderse primero a combinar los alimentos ya que esto permite una absorción de nutrientes de forma correcta, siendo también importante estar atento al índice glucémico, encargado de medir la glucosa en sangre luego de la ingesta de alimentos. 

Si el índice glucémico es elevado el páncreas segrega una excesiva cantidad de insulina y esto favorece la formación y acumulación de grasas. 

Existen además alimentos con índice glucémico alto, bajo y muy bajo, siendo importante conocer algunas referencias de estos alimentos para armar cada menú y tener en cuenta que para facilitar que los alimentos consumidos pasen de forma rápida a los intestinos aprovechando también la energía que proporcionan no debe consumirse más de un “alimento concentrado” a la vez. 


Por ello, no deberá acompañarse proteínas con patatas, arroz o pan, sino hacerlo con un poco de vegetales o ingerirlas de forma individual, por ejemplo antes de ingerir carnes. 

Asimismo, los vegetales no deben combinarse entre sí y siempre deben ingerirse despacio ya que se digieren mejor, siendo recomendable tomar una taza de caldo antes de cada comida principal. 

Una hora antes del almuerzo o cena es aconsejable beber el zumo de medio limón una hora antes de cada comida. 

Aquí dos ejemplos para hacer la dieta neurobiológica

  • Menú 1 
 Desayuno 
1 Yogur light con cereales y 1 cucharada de germen de trigo 
1 Rodaja de pan con gluten, con una cucharada de miel 
Almuerzo 
Ensalada verde con vegetales de estación 
Pollo o pescado 
Merienda 
Igual al desayuno 
Media tarde 
1 Manzana 
Cena 
Ensalada colorida de estación (tomate, calabaza, zanahoria o leguminosas) 
Espaguetis de harina integral o arroz integral o milanesa de soja 

  • Menú 2 
 Desayuno 
1 Taza de café, té con edulcorante 
1 tostada de pan integral 
Media mañana 
Zumo de medio limón con edulcorante 
Almuerzo 
1 porción de ensalada verde 
200 grs. de filete de pescado 
1 fruta Merienda 
1 Taza de café, té con edulcorante 
100 grs. de jamón desgrasado 
Media tarde 
Zumo de medio limón con edulcorante 
Cena 
Ensalada de vegetales 
1 filete de ternera a la parrilla

0 comentarios :