lunes, 23 de julio de 2012

Camas solares limitan y prohíben su uso

Desde hace años el tema del bronceado es cuestionado, ya sea de forma natural tomando baños de sol como utilizando las camas solares.

Siguiendo este hilo conductor y luego de una gran variedad y cantidad de estudios hechos al respecto, cada vez son más los países en el mundo que en la actualidad prohíben o limitan el uso de las camas solares.  
Hasta hace pocos años pocos países habían tomado estas medidas pero entre 2003 y 2011 ya se han sumado once países y en Estados Unidos ya son once los estados que han seguido los mismos pasos.  

Según los especialistas existe cada vez mayor conciencia del daño que el uso de la cama solar causa y por ello es necesario una regulación de este tipo de servicios.  

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta la Asociación Médica de Estados Unidos y la Academia Estadounidense de Dermatología, se ha pronunciado al respecto, dejando claro que se encuentran en contra del bronceado utilizando camas solares.  

Durante el año 2007 un grupo de expertos asociados a la OMS determinó que aquellas personas que utilizaban camas solares para broncearse de forma artificial antes de los treinta años corrían un 75% más riesgo de sufrir de melanoma, el cáncer de piel más peligroso y fatal.  



Por su parte en el año 2009 la OMS hizo una clasificación nefasta de las camas solares expresando que se trata de carcinógenos de peligroso y alto nivel colocándolo a la altura de los daños que provoca el tabaquismo.  

Todos estos argumentos y el pronunciamiento que han hecho diversas organizaciones relacionadas con la salud ha hecho que varias legislaturas hayan aprobado proyectos tanto para prohibir como para restringir el uso de este tipo de aparatos en salones de belleza y lugares de estética en general.  

En 2003 Brasil y Francia prohibieron su uso a los menores de 18 años y en 2011 se unieron a esto países como España, Alemania, Portugal Inglaterra, Austria Bélgica, Irlanda del Norte, Gales y Escocia.  

Posteriormente Brasil prohibió de forma definitiva el uso de camas solares y Estados Unidos que deben pagar los salones de bronceados a partir de 2010.  

Un daño que puede evitarse, las camas solares no solo pueden producir melanoma, sino también generan un envejecimiento prematuro y pueden causar daños a la piel como deshidratación profunda y aparición de manchas.  

0 comentarios :