jueves, 5 de julio de 2012

Cómo llevar un diario de alimentación

La mayoría de las personas no logran comprender cuál es el motivo por el cual suben de peso, si aparentemente no comen demasiado. 

Sin embargo, esta premisa muchas veces es un engaño ya que por lo general el aumento de peso se debe a que se ingieren más calorías que las que el cuerpo necesita y como no se consumen el organismo las almacena formándose así los depósitos de grasa. 

Una buena manera de saber si se está comiendo de más es llevar un diario de alimentación. Este control servirá tanto para aquellas personas que comienzan una dieta para adelgazar como para quienes deseen saber exactamente el número de calorías ingeridas diariamente. 

Un diario de alimentación puede realizarse durante una semana y a través de estas anotaciones será posible calcular la cantidad de calorías ingeridas diariamente y tomar conciencia de las costumbres alimenticias. 

Es una excelente forma de desterrar los malos hábitos alimenticios que por lo general son conductas que se han ido arraigando a lo largo de los años y se siguen realizando de forma inconciente. 

El diario ayuda a ver detalladamente la alimentación consumida durante una semana y a partir de allí realizar los cambios necesarios hasta lograr una dieta más equilibrada y de ser necesario baja en calorías que permita adelgazar. 


Para realizar este diario semanal solo será necesario contar con siete hojas en blanco y durante la semana de control se dibujará una tabla en la que puedan anotarse los datos que servirán para el control adecuado. 

Los datos que deberán consignarse serán: 

  • Horarios: Anotar los horarios en los cuales se ingieren alimentos. 
  • Tipo de comida: Es necesario anotar aquí tanto los alimentos ingeridos como las cantidades, registrando absolutamente todo. 
  • Lugar: Determinar aquí en que lugar se realizan las comidas, oficina, restaurante, en casa.
  • Haciendo qué: Se deberá registrar el tipo de actividad que se desarrollaba mientras se ingería algún alimento (mirando televisión, leyendo, oyendo la radio) 
  • Con quién: Aquí se determina si cada comida se realizó a solas o acompañados. 
Las anotaciones deberán ser exactas ya que de esto depende el éxito tanto en las conclusiones como en los cambios de hábitos que deberán implementarse.

Asimismo, se ha demostrado que las personas que registran su propia conducta esto provocan cambios inclusive durante el período de prueba.

También se recomienda hacer las anotaciones inmediatamente y no dejar para el final del día ya que existe la posibilidad de olvidar detalles importantes.

Al concluir la semana de anotaciones se marcarán con un color aquellos momentos donde se consumieron alimentos en exceso, teniendo así datos como la hora, lugar y tipo de alimentos consumidos. 

Luego se podrá interpretar, a través de todo lo registrado y las diferentes marcas,  aquellos momentos en que no correspondía comer ya que no se trataba de las comidas principales como desayuno, comida, merienda y cena, siendo esta una manera de visualizar la cantidad de alimentos que se han consumido fuera de aquellas que se encuentran en una dieta normal. 

Por último se anotarán todos los malos hábitos alimenticios  detectados y la frecuencia con la que se han repetido. 

Toda esta información servirá también para eliminar aquellos alimentos que aportan calorías que luego no es posible consumir, siendo importante mirar el diario y sus conclusiones de manera habitual para tenerlas presentes y evitar volver a caer en conductos que hacen sumar kilos a la figura.

0 comentarios :