martes, 7 de agosto de 2012

Ejercicio físico y calcio para prevenir la osteoporosis

La osteoporosis es una dolencia que ataca los huesos debilitándolos, siendo un problema que sufren más las mujeres que los hombres, pero que a pesar de ello es necesario prevenir.

Por esa razón durante los últimos años se ha visto incrementado el uso de suplementos a base de calcio pero se dejó de lado difundir más los alimentos ricos en este nutriente esencial para el organismo y cuyo porcentaje mayor se encuentra precisamente en los huesos y dientes, en tanto que el resto se distribuye en la sangre.

Sin embargo, con solo consumir suplementos o alimentos que contengan calcio no es suficiente para prevenir adecuadamente este problema sino que debe sumarse una rutina diaria de actividad física adecuada.  

El calcio ayuda también en la coagulación de la sangre y beneficia un buen funcionamiento de músculos y nervios, siendo esencial consumir alimentos ricos en calcio para el fortalecimiento de la estructura ósea, sobre todo durante la adolescencia ya que de lo contrario el organismo tomará lo que necesita de las reservas que se encuentran en los huesos ocasionando problemas que se verán reflejados en el futuro.  

Existen diversas fuentes naturales de calcio entre ellas los lácteos, a pesar que no es la única forma de conseguirlo es aconsejable que el la dieta diaria existan alimentos como leche, yogur, queso, leche de soja, zumo de naranja fortificado, salmón enlatado y sardinas con espinas, son solo algunas de las propuestas.  




En tanto que existen ciertos factores que actúan como descalcificantes como por ejemplo el consumir demasiadas proteínas que generan un aumento en la acidez del organismo ocasionando así la pérdida de calcio, un problema que puede superarse consumiendo frutas y vegetales en abundancia.

Asimismo, el elevado consumo de sal trae aparejada la pérdida de 15 mg de calcio por la orina por 1 gr. de Sodio. En cambio el potasio, magnesio y los fito-químicos que se encuentran en todos los alimentos de origen vegetal evitan que el calcio se pierda.  

La actividad física también es esencial para ayudar a la prevención de la osteoporosis que puede ocasionar fracturas.  

El ejercicio físico mejora además la fuerza de las extremidades inferiores previniendo las caídas. Carga y tracciones musculares son estímulos que hacen que el hueso se adapte a los esfuerzos del cuerpo.  

Ya sea caminar, nadar o ciertas rutinas de entrenamiento diagramadas por un profesional harán que se estimulen las fibras musculares y que crezcan.

La combinación perfecta para prevenir problemas a nivel óseo es siempre una alimentación adecuada y la práctica de ejercicio físico de forma habitual.  

1 comentarios :

Anónimo dijo...

Muy buena información sobre como prevenir la osteoporosis, que por desgracia afecta a millones de personas.

Cito una dirección donde poder encontrar más información, guías en pdf,...:

http://mundoasistencial.com/osteoporosis/

Confío que pueda ayudar a algunas personas,

Saludos cordiales
Eva