domingo, 23 de septiembre de 2012

Fitness para mujeres principiantes

El entrenamiento físico, que en otra época era algo más destinado a los hombres que buscaban obtener mayor musculatura y tamaño corporal, se ha transformado hoy en una práctica que también llevan adelante las mujeres, con algunas adaptaciones y variantes que les permiten tonificar sus músculos y modelar la figura sin necesidad de pasar por el quirófano. 

 Solo es necesario un poco de voluntad, pero es un esfuerzo que bien vale la pena ya que los resultados no solo nos harán ver mejor sino también sentirnos más saludables e influyendo positivamente en nuestra vida cotidiana. 

Las mujeres que recién se inician en el mundo del fitness encontrarán un espacio que les ayudará a mejorar su cuerpo y también les hará bien psíquicamente. 

Trabajar el cuerpo de forma localizada es fantástico para modelarlo, dándole prioridad a esos puntos que más nos interesan y que por lo general son aquellos donde se acumulan las adiposidades y la flacidez, como glúteos, pecho, tríceps, cadera y la parte abdominal. 

 Dejar lo mitos atrás es fundamental, ya que nada tiene de cierto el hecho que por realizar fitness durante 2 o 3 veces por semana vamos a generar más músculo y parecernos a esas mujeres culturistas que exhiben un físico sumamente trabajado pero que en mi opinión les hace perder gran parte de su feminidad. 

Por ello, para un desarrollo armónico del cuerpo no es necesario muchos años ni levantar grandes pesos o seguir una estricta dieta por siempre, por el contrario puede lograrse una figura armoniosa con un trabajo a conciencia pero que a su vez sea gratificante. 


Una cierta tonificación muscular es esencial para mantenerse en forma ya que además acentúa las curvas naturales y embellece el cuerpo de la mujer, produciendo glúteos más duros, piernas bien contorneadas y que se vean firmes al caminar, además de abdominales planos y brazos tonificados. 

Para las mujeres principiantes en este tipo de entrenamiento existen algunos consejos que pueden resultarles útiles para obtener los resultados deseados. 

 Realizar el entrenamiento en un gimnasio donde un profesional le indicará el tipo de ejercicio físico adecuado, además de preparar una rutina para todo el cuerpo que se llevará a cabo en cada sesión tipo circuito, siendo un ejercicio para cada grupo muscular. 

La rutina se realizará dos días por semana añadiendo un día para trabajar los glúteos, piernas y caderas de forma específica, añadiendo a su vez ejercicios aeróbicos de ser necesario. 

Una alimentación equilibrada será esencial y por ello deberá dejarse de lado la comida industrializada, fritos y dulces en exceso, haciendo cinco comidas al día, aumentando el consumo de vegetales crudos y cocidos, frutas y fuentes proteicas bajas en grasa.

0 comentarios :