jueves, 27 de septiembre de 2012

Pilates y el golf

El Método Pilates es utilizado por muchos deportistas ya que en cada rutina aporta mayor resistencia, flexibilidad y potencia. 

Uno de los deportes donde el Pilates ha sido incorporado por gran parte de sus practicantes es e golf, ya que más allá de golpear la pelota más lejos con precisión en su entrenamiento físico incorporan Pilates siguiendo las rutinas que realizas estrellas del golf como Tiger Woods, Annika Sorenstam, David Duval y Betsy king, entre otros. 

Existen algunos métodos tradicionales de preparación física como las pesas o el cardio pero a pesar de ser efectivos no se destacan como los ideales para la práctica del golf, teniendo en cuenta que la fuerza muscular tanto como la resistencia aeróbica no son materias que se encuentren próximas. 

Sin embargo, Pilates es un método que les aporta a los golfistas la resistencia, flexibilidad y potencia que necesitan sobre todo en la cadera que necesita tener el segundo elemento mencionado por el tipo de movimiento que se desarrolla durante todo el juego. 

Un estado físico adecuado les permite a estos deportistas jugar durante mucho más tiempo sin correr el riesgo de sufrir una lesión. Similar al estado físico que debe mantener un tenista durante todo el partido con una fuerza de saque pareja, un golfista también precisa de esta fuerza que deberá mantenerla hasta culminar el juego. 

Así, un swing con gran potencia requerirá de una contracción explosiva del tronco que además deberá estar controlada desde el centro, añadiéndole a esto la flexibilidad en hombros, cadera y columna, de allí la importancia que tiene la resistencia de los músculos del centro del cuerpo. 


La práctica del Pilates como parte esencial del entrenamiento le permitirá al golfista incrementar su control y aumentar ostensiblemente la distancia de cada golpe, ya que se produce una liberación de los hombros y la rotación perfecta de la cadera que permite golpear la pelota mucho más lejos. 

Comparada con la de los jugadores de otros deportes, la práctica de golf genera un riesgo elevado de lesiones que se producen, sobre todo, en la zona lumbar de la columna vertebral. La fuerza compresión sumada a la inclinación de la espalda hacia un lado pueden causar un efecto no deseado sobre la columna vertebral y esto puede evitarse con un buen estado muscular de la espalda. 

El aumento de la flexibilidad es esencial a la hora de evitar sufrir lesiones en la zona lumbar y por ello Pilates resulta el entrenamiento perfecto que tiene un valor agregado ya que brinda al deportista mayor estabilidad, equilibrio y un mejor control de la concentración y de la respiración. 

Existen en la actualidad programas especialmente diseñados que utilizan el Método Pilates que enseña a los jugadores de golf a corregir su postura con movimientos que se trabajan desde el centro hacía las extremidades, donde se libera la energía, brindándole al golfista una mejor conciencia de su propio cuerpo que le permite así jugar por más tiempo y de forma más intensa.

0 comentarios :