sábado, 15 de septiembre de 2012

Principios y beneficios de la quema de grasa corporal

Cambiar hábitos alimenticios y de vida en general no solo genera una mejor calidad de vida sino que ayudan a mantenerse en forma y estar saludable.

Se ha demostrado científicamente que en general cualquier dieta de adelgazamiento es válida para bajar de peso si se cumplen sus premisas básicas, siempre de un marco de razonabilidad y equilibrio en la alimentación.  

Una dieta para adelgazar para funcionar correctamente requiere de dos principios básicos, el primero ser diferente de aquello que se está haciendo y la restricción de la ingesta en exceso de alimentos que aporten demasiadas calorías que luego no pueden eliminarse durante la jornada.

Existen ciertas acciones que ayudan a mantener el autocontrol en la dieta para adelgazar como por ejemplo tratar de preparar las comidas en casa, añadir poca sal y azúcar, además de utilizar métodos de cocción saludables como carnes y pescados a la parilla, al horno o a la plancha, verduras crudas o cocidas al vapor, evitando ingerir comidas fritas e industrializadas.

Las comidas principales deben contener proteínas magras como pechuga de pollo, carnes rojas sin grasa, huevos revueltos y acompañar siempre de verduras que sean ricas en fibra. Tanto proteínas como fibras tienen mayor poder de saciedad y lo mantienen por más tiempo.

Tomar menos hidratos de carbono, pero no eliminarlos totalmente, existiendo momentos en el día en que los hidratos de carbono son menos problemáticos como la primera hora de la mañana, ya que durante la jornada se quemarán debido a la actividad desarrollada.

Quemar grasa también tiene sus beneficios entre ellos evita la baja de los niveles de testosterona, según el Journal of Clinical Endocrinology, el aumento de cinco puntos en el Índice de Masa Corporal (IMC) disminuye la testosterona unos 10 años de envejecimiento, con descenso de la libido y pérdida de músculo. Entre las soluciones para este problema realizar un entrenamiento con peso ayuda a quemar calorías.


Así, realizando unas tres sesiones de aproximadamente 20 minutos de pesas cada semana ayuda a quemar unas 465 calorías, habiéndose demostrado a través de algunos estudios al respecto que asegura que es posible doblar los niveles de testosterona haciendo pesas de forma regular.

Caminar también es beneficioso y hacer unos 3 kilómetros diarios ayuda a quemar 200 calorías, en tanto que andar en bicicleta reduce el riesgo de un fallo cardíaco. Bajar un kilo de grasa por mes supone la quema de 7700 calorías adicionales y esto se logra incorporando a la rutina habitual de actividad física tres pedaladas semanales de 60 minutos.

Realizar ejercicio aeróbico cinco días por semana provoca un descenso importante de los problemas en las articulaciones Quemar calorías y eliminar los depósitos de grasa también puede lograrse a través de la práctica de ciertos deportes.

En el caso de la práctica de ciclismo si se aumenta la cantidad de pedaleadas por minuto puede mejorarse la forma física en general y quemar mayor cantidad de calorías y pedalear rápido es excelente para quemar calorías, en promedio se queman 463 calorías con una pedaleada rápida en media hora, contra 232 calorías que se gastan en media hora a velocidad moderada.

La natación es otro deporte recomendable ya que aumenta la resistencia y ayuda a quemar un 25% más de calorías, traduciéndose en 368 calorías en media hora de entrenamiento frente a las 310 calorías que pueden quemarse nadando a una intensidad moderada sin aletas.  

0 comentarios :