sábado, 29 de septiembre de 2012

Raw Food

El Raw Food se está poniendo de moda como una alimentación sana y natural que asegura la conservación de los nutrientes de los alimentos. 

Se trata de un tipo de alimentación vegetariana que se caracteriza por el consumo de alimentos orgánicos y crudos, con la salvedad que no deben someterse a ningún tipo de cocción tradicional y solo pueden utilizarse o frescos o aquellos que han sido previamente deshidratados. 

Entre los beneficios de este tipo de alimentación se destaca el hecho de una mejor conservación de los nutrientes teniendo en cuenta que la cocción de lo alimentos hace que éstos pierdan minerales y vitaminas. Por ello el Raw Food selecciona métodos de cocción tales como la deshidratación que no generan efectos agresivos sobre los nutrientes. 

Asimismo, los alimentos cocidos producen digestiones más lentas y en muchos casos más difíciles que cuando se ingieren crudos. 

Por otra parte, preservan las enzimas, sustancias propias del organismo que facilitan la digestión y que de lo contrario son destruidas a los 40°C. 

 Sin embargo, vale la pena aclarar que aquellos que decidan seguir este tipo de alimentación pueden ocasionalmente presentar deficiencias de algunas vitaminas como la B12 y D, además de ciertos minerales como hierro, calcio y zinc, sobre todo por la carencia de lácteos y alimentos de origen animal dentro del menú diario. 

Por lo mencionado anteriormente, es recomendable conocer cuáles son los nutrientes que el cuerpo necesita para no sufrir carencias. 


Quienes siguen la alimentación Raw Food sostienen que la alimentación tradicional tiene mucho de tradición y muy poco de ciencia, ya que sería científico suministrar al cuerpo los mejores alimentos en un estado tal que permita el aprovechamiento adecuado de toda su riqueza nutricional y salvo en casos excepcionales los alimentos crudos siempre tendrán una mayor riqueza nutritiva.

Descripta como una forma de alimentarse manteniendo las sustancias naturales de los compuestos bioquímicos que poseen los alimentos, la Raw Food tiene como principal objetivo conservar lo mejor posible cada uno de los nutrientes que son eliminadas en gran porcentaje por medio de la cocción. 

Por otra parte se ha comprobado que comer la mayor parte de los alimentos cocidos a la larga agota el potencial enzimático del cuerpo eliminando la energía necesaria para mantener de forma óptima los órganos, tejidos y sistemas del organismo. 

 Evitar cocinar los alimentos siempre que sea posible utilizando la cocina a base de la germinación de semillas, deshidratación a temeperaturas bajas, utilizando técnicas como el batido, licuado o marinado para la preparación de las comidas. 

Aprender el método Raw Food significa por sobre todas las cosas beneficiarse con los alimentos naturales que puedan consumirse ya que la cocción solo desvirtúa la capacidad natural de selección que necesita el cuerpo.

0 comentarios :