sábado, 10 de noviembre de 2012

Ejercicio físico y alimentación combinada

Un reciente estudio realizado por el Instituto Navarro de Deporte han determinado que es más eficaz para bajar de peso combinar la dieta de bajas calorías con el ejercicio físico y no solo hacer una reducción de la alimentación diaria. Publicado en el “International Journal of Obesity” este estudio revela que la pérdida de grasa abdominal es distinta cuando solo se sigue una dieta para bajar de peso que cuando ésta se combina con un entrenamiento de fuerza.

 La pérdida de grasa localizada sobre todo en la zona del abdomen es diferente después de participar dieciséis semanas en un programa de pérdida de peso basado en la restricción calórica combinada con un programa de ejercicio físico adecuado.

 El estudio resalta además que con este plan combinado la pérdida de grasa se produce en la zona que abarca la región superior del abdomen, en tanto que cuando solamente se hace una dieta baja en calorías la pérdida de grasa solo se produce en la parte inferior del abdomen.

Por esta razón se ha concluido que el ejercicio físico combinado con una dieta hipocalórica causa un efecto de disminución de la grasa abdominal que se encuentra más asociada con los factores de riesgo cardiovascular, en comparación a los resultados obtenidos cuando solo se realiza una dieta para adelgazar, algo de gran importancia para tener un mayor manejo de los factores de riesgo cardiovasculares como también de las enfermedades ligadas a una vida sedentaria como son la diabetes y la obesidad.


En tanto otra investigación ha demostrado que realizar actividad física frecuentemente es una excelente alternativa a la hora de mejorar la memoria y solo bastan quince minutos de ejercicio intenso para que la memoria motora mejore de forma importante.

Esta investigación ha sido la Universidad de Copenhague, Dinamarca,  llegándose a la conclusión que sesiones breves de actividad física son excelentes para las personas que han sufrido un accidente y para quienes se encuentran estudiando beneficiándose significativamente en todo los cognitivo.

Así, la actividad física intensa permite consolidar todo aquello que se aprende, además de mejorar la memoria a largo plazo y se cree que estos resultados se relacionan con el hecho que la actividad física estimula la secreción de sustancias que colaboran en la memoria.

0 comentarios :