miércoles, 7 de noviembre de 2012

Mantenerse en forma durante el invierno

Llega el invierno y con él los días fríos que progresivamente van haciendo que tanto hombres como mujeres desistan de practicar ejercicio físico o algún deporte. 

Así, los deseos de realizar actividad física a diario van quedando relegados y la mayoría de las personas prefiere quedarse en casa viendo una película, compartiendo su tiempo con sus amigos o simplemente descansando y en ocasiones comiendo más de lo aconsejado, sumando así calorías y kilos a su figura. Sin embargo, el clima frío o el invierno en sí mismo no debería ser un obstáculo para mantenerse en forma y saludable e inclusive para bajar un par de kilos que se han sumado durante las vacaciones de verano. 

La clave es motivarse físicamente y hacer cualquier tipo de actividad sencilla y que resulte placentera, ya se caminar tanto al aire libre como en casa o en el gimnasio, además de utilizar pequeños trucos que obligan a ejercitarse sin siquiera darse cuenta como utilizar la escalera en vez del ascensor. 

Para aquellas personas que solían entrenar al aire libre durante el verano la mejor opción es inscribirse en un gimnasio que les permitirá hacer actividad física sin importar si llueve o hace frío. 

Las nuevas modalidades como el AcroYoga son perfectas para quienes necesitan innovar constantemente para sentirse motivados, algo similar a lo que ocurre con el baile. Tomar clases de danza es excelente tanto para hombres como para mujeres, además de ser divertido permite quemar muchas calorías. 

Los eternos aventureros encontrará en los deportes extremos un buen camino para divertirse y a la vez ejercitarse escalada, trekking o bicicleta de montaña son algunas opciones. 


Y si el problema es la falta de ánimo y energía, los aceites esenciales producen efectos increíbles ya que renuevan las fuerzas, estimulan las glándulas suprarrenales y la energía volverá a fluir. 

Una sesión de masajes también puede ayudar a recuperar el ánimo y el espíritu que se adormecen durante el invierno, sobre todo porque el acumular tensiones no hace más que fragilizar el cuerpo y esto se resuelve a través de una sesión de masajes especial como el tailandés. 

Por último, es necesario tener siempre presente el llevar una dieta equilibrada ya que el frío generalmente hace que se consuman alimentos más calóricos, una buena determinación en esos días de frío que no dan voluntad de salir a ejercitarse en hacerlo en casa con un videojuego o DVD que han sido especialmente creados para esas circunstancias especiales. 

Terminada la sesión de gimnasia un baño de inmersión con aceites esenciales o sales aromáticas hará que el cuerpo se relaje y el bienestar tome el lugar del estrés y la apatía.

0 comentarios :