lunes, 4 de febrero de 2013

Aumentar la resistencia física

La actividad física es saludable y produce innumerables beneficios tanto al cuerpo como a la mente, sin embargo, debe realizarse de forma adecuada para evitar sufrir lesiones totalmente innecesarias. 

Es el caso de aquellas personas que ni bien comienzan su entrenamiento ya se sienten cansadas, sin importar si el ejercicios es correr, o una rutina de aeróbicos o trabajo con peso. 

 La mayor parte de las veces esto es causado por la falta de resistencia física, siendo entonces imprescindible aumentarla ya que la resistencia es una de las capacidades básicas con las que debe contarse cuando se realiza un esfuerzo físico de forma continuada y durante largo tiempo. 

Existen métodos y formas de trabajar físicamente, que sirven para mejorar la resistencia y para ello será necesario comenzar de forma progresiva pero con disciplina y determinación, teniendo siempre presente los beneficios de la realización de ejercicio físico, además del bienestar que puede sentirse al lograr un aumento de la resistencia física. 

A medida que se va progresando podrá notarse como lo que antes era sinónimo de cansancio se transforma en un ejercicio liviano. 


Dentro de las actividades cotidianas existen muchas formar de aumentar la resistencia, como subir escaleras, si se realiza asiduamente este ejercicio físico será menos agotador y la resistencia física se verá incrementada que se traduce en una mayor energía física. 

Es necesario acostumbrar al cuerpo de forma progresiva y con ello se logrará en pocos meses realizar una completa rutina de ejercicios programada que será satisfactoria dejando de ser una tortura. 

Incluir dentro de la rutina algunos ejercicios de resistencia aeróbica, que será la llave maestra que permitirá realizar un esfuerzo de forma continua y durante un período largo de tiempo, siendo ideal realizar caminatas, andar en bicicleta, correr o practicar algún deporte como natación. 

Los deportes ayudan a desarrollar la resistencia física y para ello debe comenzarse por ejemplo a andar rápido durante un par de semanas. 

Empezar caminando veinte minutos e ir aumentando hasta llegar a una hora diaria de caminata y en pocas semanas será posible hacer distancias cada vez más extensas. 

Andar en bicicleta es una de las formas más rápidas para desarrollar la resistencia física ya que permite tener al cuerpo durante mucho tiempo en actividad sin llegar al cansancio extremo.

0 comentarios :