lunes, 25 de marzo de 2013

Ejercitarse durante la noche

A pesar que la mayoría de las personas gusta de realizar entrenamiento físico durante el horario de la mañana ya que consideran que los beneficios de realizar actividad física durante este período del día son mayores a los que reporta hacer ejercicio durante la noche. 

Sin embargo, esto no es tan así, ya que para otros muchos individuos que trabajan desde muy temprano la única opción de entrenar es durante el horario en que el día termina ya sea saliendo a correr o ir al gimnasio y esto también tiene sus beneficios. 

De allí que para quienes o bien no pueden o no gustan de practicar ejercicio físico durante el día pueden diagramar su agenda para entrenar por la noche, por lo tanto también se terminan las excusas de falta de tiempo para dejar atrás el sedentarismo y ponerse en movimiento. 

 Entre las ventajas este tipo de horario es ideal para quienes no gustan levantarse muy temprano o que no tienen tiempo suficiente de entrenar y después llegar a su trabajo, sin olvidar que tendrán que desayunar antes de comenzar la jornada laboral. 

Es un horario ideal para aquellos que desean ser más estrictos en sus horarios de alimentación ya que antes de la actividad física podrán cenar, siempre a la misma hora y recién después salir a entrenar con mayor energía. 


Para aquellos que sufren de insomnio el entrenamiento nocturno les permitirá descansar más profundamente durante la noche y tener mayor vitalidad para las actividades del día a día. 

El entrenamiento nocturno ayuda a combatir de forma eficaz el estrés y obliga a la mente a concentrarse en el ejercicio físico dejando atrás los problemas del día. Por otra parte,  al haber finalizado el horario de trabajo el resto de las horas pueden aprovecharse de forma más efectiva, inclusive salir a correr con un amigo o con la pareja. 

Muchos gimnasios y clubes han adaptado sus horarios para permitir que sus clientes puedan ejercitarse en horario nocturnos, siendo perfecto ya que el lugar está mucho más tranquilo y es más sencillo aprovechar el uso de las máquinas. 

 La única desventaja es para aquellos que desean bajar de peso sobre todo porque durante el día es más fácil quemar calorías acelerando el metabolismo en las horas posteriores a la actividad física, algo que no ocurre durante el horario nocturno.

0 comentarios :