lunes, 22 de abril de 2013

Ejercicios aeróbicos estimulan el cerebro

En una rutina de entrenamiento los ejercicios aeróbicos son una parte importante ya sea correr o trotar durante un lapso más o menos prolongado de tiempo son excelentes para el cuerpo y también para la salud. 

Esto que no resulta ninguna novedad en el mundo del fitness ha sido sin embargo corroborado por una nueva investigación realizada por la Academia Nacional de Ciencias y publica en sus Actas, donde se informa que además de saludables los ejercicios aeróbicos estimulan el crecimientos de nuevas células cerebrales mejorando la capacidad de aprendizaje y la memora. 

Según esta investigación al ejercitarse se produce un fenómeno que además de beneficiar el aprendizaje sería de gran ayuda para la prevención de males como el Alzhéimer, más allá de tonificar los músculos y ayudar a mantener una figura armoniosa y la salud cardiovascular, este tipo de rutina de entrenamiento puede ser de gran ayuda para frenar problemas metabólicos como la diabetes. 

Estudios e investigaciones anteriores ya habían demostrado que el ejercicio físico en general y el aeróbico en particular reduce significativamente el riesgo de problemas cerebrovasculares, de allí que correr, caminar o nadar tienen un efecto sumamente positivo sobre el cerebro en la zona donde reside el centro de la memoria, ejerciendo además un efecto beneficioso para personas que sufren de depresión.


Esta nueva investigación tomó como base los resultados de más de cien investigaciones anteriores y fue así que Michelle W. Voss, de la Universidad de Illinois y sus colegas, han llegado a la conclusión que el ejercicio aeróbico como también el entrenamiento de fuerza tienen un papel relevante para mantener la salud tanto cerebral como cognitiva a lo largo de la vida.

Así, el ejercicio aeróbico es importante ya desde la niñez ayudando al desarrollo de la capacidades cognitivas como mejorar la atención y la memoria efectos que con el paso del tiempo se extienden a los jóvenes, adultos y ancianos.

De esta forma y con aproximadamente unos ciento cincuenta minutos pro semana de trabajo aeróbico es posible beneficiar el cerebro, algo que puede apreciarse a este nivel a través de estudios de resonancia magnética funcional ni bien han transcurrido seis meses de ejercicios aeróbicos. 

Según este estudio parece que el ejercicio aeróbico logra cambiar en parte la estructura cerebral e impulsa el crecimiento de nuevas células nerviosas y vasos sanguíneos, garantizando una mejor calidad de vida.

0 comentarios :