jueves, 25 de abril de 2013

Glucógeno y ejercicio físico

El glucógeno es una fuente de energía que deriva de la glucosa y nuestro organismo tiene la capacidad de almacenarla como una eficaz reserva para ser utilizada cuando el cuerpo lo requiera. La energía es esencial para nuestra existencia y gracias a ella podemos realizar nuestras tareas diarias como también entrenar debido a esta fuente inagotable energética natural. 

La energía que el cuerpo necesita la obtiene mayormente a través de los carbohidratos que a su vez son transformados en glucosa siendo utilizada una parte como fuente de energía y el resto no utilizada se almacena como reserva para ser utilizada cuando el cuerpo la necesite.

Este natural sistema es un proceso perfecto llamado glucogénesis realizado a través del hígado y los músculos que además de hacer la síntesis de la glucosa y transformarla en glucógeno guardan el no utilizado. 

Cuando realizamos cualquier tipo de actividad física necesitamos de energía que solo podremos obtener de la almacenada en los músculos. Sin embargo, el organismo reserva glucógeno hasta un cierto límite y por ello el excedente de glucosa que no es posible almacenar se convierte en grasa a través de un proceso molecular. 


Así, cuando el cuerpo ha utilizado todas las reservas de glucógeno de las que disponía el organismo comienza a quemar los depósitos de grasa, de allí lo conveniente de realizar ejercicio físico cuando deseamos quemar grasas y como consecuencia bajar de peso.

Por otra parte, las moléculas de glucógeno tienen la capacidad de absorber hasta 3 veces su preso en agua, por ello si nos sometemos en una dieta para adelgazar baja en carbohidratos se provoca una reacción que genera que el cuerpo utilice las reservas de glucógeno.

Si observamos este fenómeno comprenderemos que durante los primeros días de dieta para bajar de peso se pierde peso por la eliminación de agua acumulada en el glucógeno y no por la quema de grasa, de allí la importancia de llevar una dieta equilibrada evitando el efecto “rebote” que produce el efecto contrario ya que en pocos días se recupera el peso perdido al volver a los hábitos alimenticios tradicionales.

0 comentarios :