sábado, 25 de mayo de 2013

Falsas creencias sobre la práctica de Pilates

Cada vez son más personas las que han optado por el Método Pilates como entrenamiento físico completo y eficaz, pero a pesar de ello existen aún falsas creencias sobre la práctica de esta disciplina que deben ser aclaradas para una mejor comprensión sobre el tema.

Suele decirse que para la práctica de Pilates es necesario tener una gran elasticidad corporal, algo totalmente alejado de la verdad ya que en realidad el realizar este tipo de gimnasia aumentará la flexibilidad y con ello podrán realizarse ejercicios con mayor dificultad.

Tampoco es cierto que solo es para mujeres en realidad el que muchos hombres no lo practiquen es solo como consecuencia de un estereotipo de aquellos que no practican este tipo de disciplina, pero si comenzaran a practicar el Método Pilates comprobarían tanto la utilidad como intensidad de los ejercicios, dejando también atrás la creencia que es un método de relajación.

En realidad Pilates posee ciertos momentos durante la sesión donde se llevan a cabo posturas de descanso y de respiración especial pero solo tienen como finalidad intensificar el esfuerzo posterior de cada movimiento además de lograr una mayor precisión en los mismos.


Otra de las creencias es que este método requiere realizar posturas complicadas y se confunde con el Yoga, en Pilates se trabaja el equilibrio y el abdomen es el punto central de fuerza que ayuda a fortalecer espalda, piernas y también brazos, buscando lograr líneas estéticas y simétricas con un marcado equilibrio.

Los ejercicios requieren esfuerzo más allá de aquello que muchos afirman que se trata de un entrenamiento ligero además de necesitar tener una buena coordinación que incluya respiración y posturas adecuadas para que la sesión no sea agotadora.

Por último debe desterrarse la creencia que está dirigido a personas mayores, ya que cualquier persona puede seguir una clase de Pilates siempre en el nivel adecuado y a medida que va progresando los entrenamientos se hacen más complejos y requieren mayor resistencia, de allí que todo dependerá siempre del nivel de práctica de cada persona.

Tampoco está contraindicado para personas que padezcan lesiones ya que su creador precisamente descubrió lo bueno que era el método para la rehabilitación de deportistas y personas que se recuperaban de alguna operación inclusive indicado para aliviar dolores lumbares.

0 comentarios :