domingo, 29 de septiembre de 2013

Entrenamiento metabólico

El entrenamiento metabólico se desarrolla con el objetivo principal de elevar de forma temporal la tasa metabólica y como consecuencia de ello el consumo de calorías, transformándose en un entrenamiento que produce un efecto térmico residual al consumir caloría en la etapa de recuperación.

Al realizar un entrenamiento metabólico el sobreconsumo de calorías puede llegar hasta un 10% de la tasa metabólica y extenderse hasta 72 horas siempre en función del tipo de ejercicio físico y la intensidad del mismo, de allí que los resultados de un entrenamiento van más allá de aquello que se hace dentro del gimnasio.

Dentro de las diferentes alternativas de entrenamiento metabólico pueden añadirse al finalizar los ejercicios de fuerza este tipo de ejercicio físico aumentando así el consumo energético durante las horas posteriores, siendo un entrenamiento diseñado para aprovechar el efecto que ocurre después de hacer determinados ejercicios o lo que es lo mismo “Cardio realizado a través de ejercicios con resistencia”, siendo posible utilizar  materiales como mancuernas, pesas rusas o barras

  • Características del entrenamiento metabólico

Lo básico es lograr movimientos que impliquen varios músculos al mismo tiempo como por ejemplo sentadillas. 

- Descansos: Pueden ser incompletos o cortos entre cada serie y de menos de 30 segundos.
- Sesiones de entrenamiento: Cortas pero intensas, normalmente menos de 30 minutos, con movimientos dinámicos.
- Efectos: Entre los más característicos se destaca el aumento de combustión de grasa hasta 36 horas después de haber realizado ejercicio físico.


  • Ventajas del entrenamiento metabólico 

Es variado y por lo tanto evita el aburrimiento dentro de la rutina 
- Permite trabajar los músculos aumentando la capacidad aeróbica, anaeróbica y la fuerza.
- Más dinámico que el cardio tradicional.

  • Cómo realizar el entrenamiento metabólico

El entrenamiento metabólico solo es recomendable para aquellos que ya llevan un tiempo practicando ejercicio físico, por ello aquellos que llevan mucho tiempo sin entrenar o tienen algún problema de salud deben tener cuidado antes de comenzar a practicarlo.

Es un entrenamiento exigente y debe estar estructurado de forma adecuada y puede realizarse en un Plan circuito incluyendo por ejemplo seis movimientos distintos como sentadillas seguidas de flexiones, con un pequeño descanso antes de repetir el mismo esquema.

También es posible realizar un entrenamiento de combinación haciendo una serie de sentadillas con pesas y el descanso haciendo ejercicio cardiovascular durante unos 30 segundos.

Lo importante es que la rutina utilice movimientos que impliquen varios músculos y poco descanso entre una serie y otra, por ello las cargas son más bajas que las normales con el objetivo de no agotar el músculo.

Este tipo de entrenamiento debe estar diseñado por un profesional ya que se realizan planificaciones semanales o mensuales y no deben hacerse más de tres veces por semana.

0 comentarios :