miércoles, 30 de octubre de 2013

La creatina, beneficios y formas de utilizarla

Una de las estrellas dentro de los suplementos nutricionales especiales para deportistas, la creatina o ácido metil-guanidinoacético, es un compuesto natural que se sintetiza en el hígado, el páncreas y los riñones a partir de aminoácidos como la arginina, glicina y metionina, pero también se encuentra en algunos alimentos como el pescado, carne y otros productos animales.

La creatina ha demostrado brindar mejoras sobre todo en los deportistas de élite y a pesar que aún no existen estudios determinantes sobre el tema esta sustancia no es cuestionada a pesar que es necesario tener el asesoramiento correcto para utilizarla ya que su ingesta indiscriminada puede traer problemas y riesgos de los que aún no se tiene información suficiente.

La creatina hizo su aparición en el año 1832 y es una sustancia que se sintetiza de forma natural en el organismo siendo una fuente inmediata para proveer de energía a las células musculares, sobre todo teniendo en cuenta que el organismo pierde diariamente aproximadamente unos 2 gramos de creatina, siempre relacionado con la persona y el tipo de actividad física que desarrolla.


Existen diferentes formas de recuperar la pérdida de creatina, ya sea por la ingesta de cierto alimentos o bien utilizando ayudas externas como los suplementos que la contengan, pero siempre resulta indispensable para aquellos que realizan esfuerzos intensos ya que acelera la recuperación del organismo y mejora el rendimiento, la fuerza reduciendo la acumulación de ácido láctico en los músculos.

Tanto una dieta adecuada como la ingesta controlada de creatina pueden ser de utilidad para aquellas personas que practican deportes de intensidad, deportes aeróbicos y entrenamientos con intervalos.

Los especialistas recomiendan el uso de suplemento de creatina durante los períodos en que el objetivo del deportista sea aumentar la masa muscular y mejorar su rendimientos deportivo tanto en fuerza como intensidad.

Una de las formas de utilizar la creatina es durante una semana consumiendo 20 gramos de la sustancia repartidos a lo largo del día en cuatro tomas de 5 miligramos y posteriormente una etapa de mantenimiento que será de 5 gramos diarios durante un máximo de 12 semanas repartiendo la ingesta antes y después de realizar el entrenamiento físico, para descansar por lo menos un mes después de culminar con las dos etapas. 

A pesar que no se ha podido demostrar de forma científica que el uso de creatina pueda ocasionar daños renales, a pesar que puede causar una mayor retención de líquidos.

0 comentarios :