miércoles, 4 de diciembre de 2013

Running durante el invierno

Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas muchas personas piensan que deben de dejar de realizar su entrenamiento físico habitual, algo que no es necesario con solo hacer ciertos cambios que harán más llevadero hacer ejercicio a pesar del frío.

Como primera medida es recomendable no abrigarse en exceso para salir de casa sobre todo si el entrenamiento se basa en practicar running ya que a medida que pasan los minutos y el entrenamiento se hace más intenso el cuerpo entra en calor.

Por otra parte, existen tiendas de running especializadas que venden sudaderas de densidad apropiada en su tejido y especial para correr en condiciones de días muy fríos, mientras que en relación al calzado debe brindar seguridad y estabilidad además de ser impermeable, con buen agarre en la suela y flexibilidad que permite realizar actividad física en terrenos mixtos.

Los ejercicios de calentamiento deben hacerse de forma progresiva antes de comenzar el entrenamiento principal, haciendo los correspondientes estiramientos una vez concluida la actividad física y no olvidar beber agua o alguna bebida isotónica, ya que una buena hidratación también es necesaria en invierno.


Para aquellos que practican running el frío puede hacer que sientan mayor cansancio del habitual, sin embargo esto es solo aparente ya que se ha comprobado científicamente que correr aumenta los niveles de energía.

Otra recomendación es correr durante las primeras horas de la mañana con el aire fresco y buena luz natural y si es posible correr acompañado de otro deportista mejor aún, ya que la motivación se eleva y el ejercicio se hace más divertido.

Por último, y no menos importante, es seguir una dieta equilibrada que aporte las calorías necesarias que necesita el organismo para realizar un entrenamiento físico y tener un buen nivel competitivo.

Lo más adecuado es seguir una dieta que incluya frutas secas como avellanas, nueces y almendras, además de vegetales variados, frutas ricas en fibra, vitamina C y antioxidantes que ayudan a reforzar el sistema inmunológico, incluyendo también legumbres variadas y cereales integrales.

0 comentarios :