lunes, 24 de febrero de 2014

Entrenar abdominales con Power Wheel

Existen diferentes accesorios y máquinas que ayudan a entrenar los abdominales y hoy hablaremos de una de ellas. Se trata del Power Wheel que tiene como particularidad el que hace necesario mantener la rigidez del cuerpo cuando la rueda gira hacia delante y hacia atrás.

Al entrenar con Power Wheel tanto la zona de las caderas como la espalda, oblicuos y abdominales trabajan de manera constante manteniendo así la columna vertebral estable.

La diferencia que existe entre una rueda tradicional para hacer abdominales y el nuevo Power Wheel es el hecho de contar con una base más ancha que resulta más sencillo de manejar y produce una alineación perfecta de los hombros, reduce la tensión durante los movimientos, además de ajustarse al peso de la persona de manera uniforme evitando dolores de espalda.

Los pedales que posee Power Wheel permiten que el número de ejercicios a realizar durante el entrenamiento físico aumenten considerablemente, con la ventaja que al utilizar este tipo de accesorios no es necesario incluir abdominales diariamente dentro del cronograma de ejercicios.

Utilizando Power Wheel pueden realizarse los movimiento en un solo paso ya que es posible realizarlos uno tras otro y al final de cada circuito descansar unos 60 segundos.


Es recomendable realizar un solo circuito durante el primer entrenamiento, mientras que ya en el segundo pueden añadirse dos circuitos completos y progresivamente ir añadiendo un circuito adicional de cada ejercicio hasta lograr completar cuatro circuitos en total. Entre los ejercicios que pueden hacerse para logran un óptimo entrenamiento de los abdominales se encuentran:

  • Carretilla:

Colocar los pedales de Power Wheel y caminar utilizando las manos hacia adelante, manteniendo siempre la zona abdominal tensa y el cuerpo en línea recta. Es recomendable aumentar gradualmente la distancia recorrida en cada entrenamiento.

  • Despliegue:

Arrodillado en el suelo se toma el Power Wheel adoptando una postura en pronación con las manos debajo de los hombros y cuidando que el cuerpo forme una línea recta desde la cabeza hasta las rodillas. Lentamente se gira la rueda hacia adelante durante tres segundos para después extender el cuerpo al máximo y realizando el ejercicio unas 10 a 15 veces.

Por supuesto que existen varios ejercicios más que completan una rutina con Power Wheel algunos más exigentes que otros, siendo necesario siempre comenzar de manera suave e ir incrementando los mismos a medida que el cuerpo se acostumbra, logrando un entrenamiento para abdominales excelente.

0 comentarios :