lunes, 17 de febrero de 2014

Máquinas cardiovasculares

En la actualidad las máquinas cardiovasculares son uno de los mayores atractivos con los que cuentan los gimnasios, sobre todo porque ofrecen numerosas opciones de entrenamiento, siendo recomendable en una misma sesión combinar el uso de un par de éstas para hacer más efectivos los ejercicios.

En el caso de la máquina de remo, ofrece movimientos de bajo impacto y el hecho de estar sentado hace que las pulsaciones no se eleven demasiado, con la ventaja que se trabajan varios grupos musculares a la vez con un trabajo aeróbico completo que también ayuda a tonificar.

Ya en el caso de la bicicleta fija, todo un clásico dentro de las máquinas aeróbicas, tiene el inconveniente que solo trabaja la zona inferior del cuerpo y por ello no brinda un trabajo aeróbico completo teniendo sin embargo la ventaja que las posibilidades de sufrir lesiones son bajas, mientras que la cinta de correr el impacto del pie contra el suelo es más traumático cuando no se está acostumbrado.


La máquina elíptica tiene como ventaja que imita muy bien los movimientos típicos de carrera y con el agregado de que no tiene impacto contra el suelo, en tanto que el agarre de manos permite también trabajar casi todo el cuerpo siendo un ejercicio aeróbico bastante completo.

La mayoría de los especialistas no recomiendan la máquina de step para los principiantes ya que el trabajo siempre está centrado en el tren inferior y por ello se carga demasiado la zona de los gemelos cuando se sobrepasan los 5 minutos de entrenamiento continuo.

En definitiva los entrenadores personales y especialistas recomiendan a la hora de elegir las mejores máquinas cardiovasculares para el entrenamiento físico aquellas que se adapten a las necesidades de cada usuario, tomando como base su nivel físico y también que generen una motivación para ejercitarse y no olvidar combinar por lo menos dos en cada sesión o bien si se entrena diariamente utilizar una diferente en cada sesión.

0 comentarios :