lunes, 17 de marzo de 2014

Hipnosis para bajar de peso

Además de la actividad física habitual las personas con sobrepreso necesitan también llevar a cabo una dieta equilibrada y baja en calorías para adelgazar, y entre otras herramientas que pueden ayudarlas a lograr ese objetivo, la hipnosis se suma a las alternativas sin la necesidad de recurrir a grandes esfuerzos para llegar a la meta planteada.

A los tradicionales métodos para adelgazar se han sumado con el tiempo algunas alternativas como ahora lo hace la hipnosis un método que según los especialistas descartan el uso de cirugías, siendo una técnica que comenzó en Estados Unidos y ahora llega a Europa.

El tratamiento aporta los mismos beneficios que la banda gástrica quirúrgica pero evita los riesgos de este tipo de cirugía y logra que el paciente tenga sensación de saciedad comiendo menos alimentos y adelgazando de forma progresiva hasta llegar al peso deseado.

La mayoría de los nutricionistas sostienen que seguir dietas muy estrictas o milagrosas no es la forma adecuada para solucionar el problema de sobrepeso, siendo lo más eficaz atacar directamente los factores que causan la obesidad, incluyendo los malos hábitos y el estado anímico del paciente que no es capaz de controlar su propio cuerpo.


El principal objetivo del uso de la hipnosis para adelgazar es lograr que el paciente cambie sus malos hábitos alimentarios y aprenda a reconducir su relación con la comida, todo ello a través de una regresión que conecte al paciente con el indicador que el cuerpo tiene para avisar cuando se tiene hambre, aprendiendo entonces a comer solo cuando realmente se tiene apetito y dejar de hacerlo cuando se tenga sensación de saciedad.

La hipnosis clínica para adelgazar busca por un lado ahondar en el problema más profundo que lleva al paciente a comer de forma desmedida y reeducarlo en el ámbito de una alimentación saludable y equilibrada.

Una vez que el paciente está en trance hipnótico, lo que se pretende es que pueda regresar al momento exacto en el que adquirió los malos hábitos alimenticios y eliminarlos por completo, además de conectarlo con el indicador natural que le avisa tanto cuando realmente tiene hambre como cuando ese estado concluye después de ingerir alimentos.

El factor principal para lograr perder los kilos de más y mantenerse en el peso ideal es ser capaces de comer solo cuando se tiene realmente hambre y esto incluye el hambre a nivel físico y no mental, o sea aprender a alimentarse solamente cuando el cuerpo de necesita y dejar de hacerlo por ansiedad.

Cabe aclarar que la hipnosis clínica no es un método milagroso para adelgazar sino que es una herramienta más que ayuda a que el paciente pueda mantenerse firme en sus nuevos hábitos de vida más saludables y ello se logra por medio de una motivación correcta.

Antes de someterse a este tipo de tratamiento es esencial consultar con un nutricionista y tener un plan para adelgazar personalizado y equilibrado para asegurar que no se pone en riesgo la salud, además de realizar las sesiones de hipnosis con profesionales que cuenten con la formación adecuada para ello.

0 comentarios :