domingo, 30 de noviembre de 2014

Alimentación antes y después del entrenamiento


Existen algunas claves que permiten implementar una alimentación equilibrada pre y post entrenamiento, algo fundamenta para cualquier deportista y en general de cualquier persona que practica actividad física habitualmente.

Una dieta equilibrada es fundamental para obtener buenos resultados en el entrenamiento y debe incluir alimentos pre-entreno que otorgarán la energía necesaria para realizar los ejercicios y la post entrenamiento quese relaciona directamente con el rendimiento. La alimentación pre-entrenameinto es importante ya que le asegura al deportista el poder alcanzar su máximo potencia, incluyendo los alimentos ingeridos dos horas antes del entrenamiento que serán de ayuda para tener mayor fuerza muscular, resistencia y energía.

Los nutricionistas recomiendan entonces ingerir algún alimento dos horas antes del entrenamiento como por ejemplo una pieza de fruta que aporta vitaminas y azúcares simples, también puede incluirse una porción de arroz integral o una de avena que incorporarán energía al organismo.

Si se desea es posible añadir algo de proteína para ayudar a construir músculo, pueden ser dos huevos cocidos o bien una porción de pollo o pavo, siempre deben ser alimentos livianos que puedan digerirse media hora antes de comenzar el entrenamiento.


En cuanto a la nutrición post entrenamiento es importante señalar que aquellos que entrenan con peso y desean obtener mejores resultados deberán también prestar atención a esto sobre todo porque el músculo se gana en la etapa de la recuperación. Tras el entrenamiento aumenta de forma importante la degradación de la proteína y también las reservas de glucógeno que sufren una importante pérdida, de ahí la importancia de una buena alimentación post-entrenamiento.

Después de entrenar es importante ingerir alguna comida para reabastecer las reservas de glucógeno de forma rápida y también elevar la síntesis protéica, algo que puede conseguirse con algún suplementos post-entrenamiento.

Transcurridas unas dos horas del entrenamiento se hace necesario consumir una porción de arroz integral, pastas, patatas o vegetales, siendo recomendable incluir algún alimento que sea alto en proteínas como por ejemplo una porción de pescado, pollo o un puñado de almendras o nueces.

Para terminar, es importante siempre rehidratarse ya que esto ayuda a una mejor recuperación, de ahí que se hace necesario tomar agua sobre todo se ha ingerido cafeína o creatina que tienden a deshidratar el organismo, siendo también posible ingerir una bebida isotónica que es buena para reducir el ácido láctico y aportar minerales que siempre se pierden a través del sudor.



0 comentarios :