martes, 25 de noviembre de 2014

Quemar calorías y fortalecer los músculos

La actividad cardiovascular es un complemento de otras actividades físicas existiendo una gran variedad de ejercicios o deportes de este tipo que nos permiten quemar calorías, ya sea levantar pesas en rutinas breves que además nos ayudan a tonificar los músculos o caminar, una actividad que si la realizamos con una intensidad relativamente alta nos permitirá estar en forma de manera saludable.

Para quienes gustan del ciclismo tienen dos opciones realizar la actividad al aire libre o bien utilizar la bicicleta fija en el gimnasio o en casa, en el caso de esta última opción la máquina protege nuestras articulaciones siendo un ejercicio físico de bajo impacto que permite la que de hasta trescientas kilocalorías en una sesión de treinta minutos.

Por su parte, tanto el remo como la escalada son excelentes para tonificar  la parte superior del cuerpo y en ambas actividades es necesario desarrollar una actividad te tipo cardiovascular sumamente intensa. Este tipo de actividad ayuda a quemar hasta cuatrocientas kilocalorías en una sesión de entre treinta y cuarenta y cinco minutos.

Es necesario sin embargo tener en cuenta que la mayoría de los deportes o entrenamientos producen cierto estrés en la zona de la columna vertebral y por ello siempre es necesario que la musculatura y ligamentos que la rodean estén siempre fuertes y flexibles.


Existen ciertos ejercicios que permiten quemar calorías pero es necesario tener ciertos cuidados para no afectar la zona de la columna, por ello, andar en bicicleta fortalece los músculos de las piernas pero para evitar dolores en la columna es necesario no realizar más de media hora por sesión para evitar mantener la zona lumbar arqueada por un largo período de tiempo.

Ya en el entrenamiento con pesas, la tensión sobre la columna vertebral es grande y por lo tanto para prevenir dolores en la zona baja de la espalda se deberá hacer poco tiempo de ejercicio aeróbico y completar siempre con estiramientos antes de levantar las pesas para calentar los músculos o bien optar por utilizar las máquinas que siempre ponen menos presión sobre la zona de la columna vertebral.

Por último, si la actividad elegida es el running la recomendación es evitar correr sobre superficies desiguales y de hormigón por el fuerte impacto que esto produce en la columna vertebral y articulaciones en general provocando dolores en la baja espalda, siendo preferible optar por una pista acolchada en el caso del gimnasio o la hierba cuando se corre al aire libre.

0 comentarios :