miércoles, 24 de diciembre de 2014

Temporada de esquí, entrenamiento para evita lesiones


Uno de los deportes de invierno más populares es el esquí sobre nieve, una pasión que despierta seguidores cada año y que resulta atractivo inclusive para los niños que llegan a las distintas estaciones de esquí en busca de diversión.

Preparar el cuerpo para estar listo cuando comienza la temporada de esquí es imprescindible si se desea evitar lesiones y tener un buen rendimiento, por lo tanto es necesario comenzar a entrenar para sacar el máximo partido a la práctica de este deporte tan popular.

Fuerza y preparación físicos son indispensable para rendir al máximo ya que el trabajo muscular es fuerte en cada descenso y se enfoca sobre todo en la parte inferior del cuerpo, debiendo entonces cuidar la flexibilidad, fuerza y resistencia, además de mantener una buena base cardiovascular como también llegar a la estabilidad óptima para controlar los movimientos constantes.

Para conseguir las premisas antes mencionadas es básico poner manos a la obra e ir realizando rutinas de entrenamiento que abarquen distintas progresiones específicas y hacerlo dentro de un plan que constará de ejercicios físicos sencillos pero con cierta intensidad.


Las "sentadillas" son un clásico para el entrenamiento antes de comenzar la práctica de esquí sobre nieve. Este ejercicio implica la mayoría de los músculos utilizados en el esquí, incluyendo cuádriceps, glúteos, isquiotibiales, y erectores de la columna vertebral, siendo necesario que en todo momento exista una intervención del abdomen.

La ejecución correcta de una sentadilla es clave y por lo tanto se hace necesario mantener un buena postura que se traduce en una espalda recta, los talones no deben elevarse del suelo y los brazos hacia el frente producen un mejor equilibrio.

Otro de los ejercicio recomendables es el "puente supino" que requiere estar tumbado boca arriba con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo, es esta posición de eleva la cadera manteniendo la espalada recta. Este es un ejercicio ideal para activar la zona de glúteos, isquiotibiales y también la musculatura profunda de la columna vertebral.

El puente prono también puede formar parte de la rutina de ejercicios y para ello es necesario estar tumbado boca abajo apoyando los antebrazos y logrando que coincidan los codos a la altura del hombro, apoyando las puntos de los pies se elevar las rodillas y se mantiene la posición con la espalda, cadera y glúteos totalmente alineados.

El ejercicio de "puente prono" permite trabajar de manera isométrica e incluye la musculatura de la columna vertebral, transverso y recto de la zona abdominal. Por último, cabe recordar que es conveniente comenzar con estos y otros ejercicios por lo menos un mes antes de hacer la primera salida de la temporada de esquí sobre nieve


0 comentarios :