martes, 17 de febrero de 2015

Consejos para hacer una rutina de aeróbicos

Las rutinas de aeróbicos ayudan a modelar la figura y también a mejorar el sistema inmunológico, existiendo numerosas rutinas que pueden hacerse adaptadas a las necesidades de cada persona.

Antes de comenzar con la rutina es necesario realizar un calentamiento de diez minutos y al finalizar el entrenamiento hacer algunos ejercicios de estiramiento para evitar dolores y lesiones.

Existen algunos consejos básicos que hacen más eficiente una rutina aeróbica, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un ejercicio cardiovascular que beneficia el sistema circulatorio, además de ayudar a quemar grasa y por lo tanto a bajar de peso.

Para disfrutar de todos los beneficios de un entrenamiento aeróbico es necesario realizar una rutina de por lo menos 30 minutos y como máximo 60 minutos, por lo menos tres veces por semana.

Para planear una buena rutina de ejercicios aeróbicos será necesario:
  • Establecer objetivos, por ejemplo perder peso o mejorar la resistencia, fijando metas que serán de ayuda para diseñar el plan de ejercicios.
  • Evaluar el nivel de condición física para establecer si se realizarán ejercicios de alta, media o baja intensidad.
  • Comenzar gradualmente e incorporar a la rutina actividades como andar en bicicleta, trotar y algunos ejercicios de mayor intensidad.
  • Ir a un gimnasio será de gran ayuda para mantener un plan de entrenamiento aeróbico equilibrado, sobre todo si se desea bajar de peso.
  • Variar las rutinas, ya que una de las principales razones por las que falla un plan de entrenamiento en la falta de motivación y aburrimiento, de allí la importancia de encontrar ejercicio que puedan disfrutarse e ir variando entre cinta de correr, zumba o una clase de cardio o kick-boxing.
  • Mantener siempre el ritmo cardíaco de entrenamiento cardiovascular entre treinta minutos a una hora, bajando la frecuencia cinco minutos antes de terminar la clase permitiendo así que el corazón vuelva a sus pulsaciones normales evitando el estrés.
  • Realizar ejercicios de precalentamiento, calentamiento y estiramiento.
  • Hacer ejercicios localizados y en lo posible utilizar un cronómetro para establecer el tiempo que se dedica a cada zona del cuerpo, desde los músculos más pequeños que llevarán unos 2 minutos hasta los más grandes que pueden llevar hasta 3 minutos.
  • Ejercicios de estiramiento con música relajante y respirando pausadamente, estirando brazos, piernas, pero también girando la cabeza hacia uno y otro lado.
Por último, la hidratación es parte importante cuando se realiza actividad física, de allí la importancia de beber agua antes, durante y después del ejercicio, siendo un tiempo mínimo ideal de 30 minutos para una buena rutina de aeróbicos.

0 comentarios :