martes, 17 de febrero de 2015

Consejos para mejorar la circulación y dolor de piernas

La mala circulación de la sangre ocasiona entre otros problemas la aparición de varices, una dolencia que no solo genera dolor sino también una apariencia muy poco estética. Las varices se producen por un aumento de la presión de la sangre en las paredes de las venas que con el paso del tiempo las deforma.

Generalmente, los primeros síntomas de las varices aparecen en las piernas, siendo un problema más frecuente entre las mujeres, a pesar que también puede darse en los hombres. En un período inicial es posible disminuir las consecuencias de las varices a través de diferentes tratamientos como masajes y remedios naturales complementados con ejercicio para mejorar la circulación sanguínea en las piernas.

Existen numerosos consejos para las piernas cansadas, hinchadas y con venas varicosas todos problemas que surgen como consecuencia de la mala circulación sanguínea. Sin embargo, no todos los medicamentos ni ejercicios son recomendables para tratar el problema, por ello desde MuyInteresante compartimos algunos consejos para mejorar este tipo de molestias. 

Actividad Física

A pesar que la actividad física es recomendable para todas las personas, quienes sufren de piernas cansadas o varices deben optar por aquellos ejercicios o deportes que sirvan para mejorar la circulación sanguínea, optando por un entrenamiento de tipo aeróbico de bajo impacto.

Bicicleta fija, caminatas o natación ayudan a mejorar el tránsito circulatorio mientras que los ejercicios físicos de alto impacto como correr, jugar al ténis, pádel o practicar deportes de equipo causarán el efecto contrario, sobre todo porque los golpes con características intensas y constantes retrasan y dificultan ese retorno venoso.

Hacer una caminata de media hora diaria ayudará a estimular de manera efectiva la circulación sanguínea de las piernas, pero un abuso en la actividad física puede ser perjudicial, por ello el secreto está en no sobrepasar el tiempo estipulado evitando siempre los ejercicios de alto impacto.



Consejos para mejorar la circulación

Prevenir la aparición de varices y tratar aquellas que ya se han instalado en las piernas es posible realizando diferentes tratamientos sencillos en casas, como por ejemplo descansar con las piernas en alto, es decir, aliviar la sobrecarga en esta zona del cuerpo.

Los baños de agua fría son excelentes para estimular la circulación sanguínea después de haber realizado actividad física como caminar y si se practica carrera, ni bien se termina de correr se destinarán unos minutos a bajar el ritmo y permitir que el cuerpo llegue a la fase de reposo para que las fibras musculares no queden cargadas de sangre y se produzcan varices.

Durante la noche a la hora de dormir se mantendrán elevadas las piernas para lograr una mejor circulación sanguínea y evitar el calor excesivo tanto en verano como en invierno, no utilizar cera calienta para la depilación. 

Un buen truco es realizar vendajes utilizando paños de agua fría y durante el baño alternar agua caliente y fría en la ducha, terminando siempre con agua fría para estimular la circulación, evitando en lo posible el uso de tacones muy altos y prendas de vestir muy ceñidas que propician la aparición de varices y celulitis.

Existen aceites esenciales que ayudan a aliviar la sensación de piernas cansadas a través de una aplicación con suaves masajes que tanto pueden hacerse en casa como en institutos de belleza especializados. Beber suficiente cantidad de agua diariamente y seguir una dieta rica en fibra y alimentos, que aporten al organismo vitaminas B y C, además de infusiones como la de alcachofa que ayuda a evitar la retención de líquidos y la mala circulación, son todos trucos sencillos de implementar en el día a día.

La mejor forma de evitar los trastornos de piernas cansadas, retención de líquido y aparición de varices es tomar medidas preventivas ni bien comienzan a percibirse los primeros síntomas. Un plan completo para comenzar es una dieta equilibrada para mantenerse en forma, masajes, buena hidratación y descanso adecuado además de actividad física habitual.

0 comentarios :