lunes, 30 de marzo de 2015

Actividad física para personas sedentarias

Por lo general las personas que afirman no tener tiempo suficiente para practicar actividad física tienen la mejor excusa para seguir con su vida sedentaria. Sin embargo, cabe destacar los riesgos que existen al llevar una vida sedentaria y los beneficios que se dejan de disfrutar.

Hacer cambios en los hábitos de vida tanto en la dieta como incrementando la actividad física es fundamental no solo por los beneficios estéticos que proporciona estar en forma sino también porque al cambiar el estilo de vida el bienestar se hará presente de manera casi inmediata.

El sedentarismo se basa en una carencia total de ejercicio físico lo que a través del tiempo puede generar diferentes problemas de salud sobre todo enfermedades cardíacas. Entre las principales consecuencia dañinas de llevar una vida sedentaria, además de los problemas cardíacos están también la obesidad y el colesterol alto, como también un debilitamiento progresivo de los huesos y la falta de tono muscular.

Muchas personas sufren de dolores de espalda que en algunos casos de vuelven crónicos precisamente por no practicar actividad física, mientras que el envejecimiento prematuro y la flacidez se hace cada vez más notable a medida que pasan los años.


El ejercicio físico nunca es dañino para la salud, solo es necesario realizar un entrenamiento acorde a la edad, sexo y estado físico general. En la actualidad existen infinidad de opciones para practicar actividad física, desde las más tradicionales como correr, nadar o andar en bicicleta hasta métodos excelentes como el aquagym, Yoga o Pilates.

Por supuesto que tras llevar una vida sedentaria no es posible pensar en lanzarse a una maratón, siendo lo recomendable comenzar con un entrenamiento más liviano e ir progresivamente aumentando el esfuerzo y la duración de cada ejercicio para ir estimulando paulatinamente todo los músculos y evitar lesiones.

Un entrenador personar puede también ser de mucha ayuda para personas que jamás han realizado actividad física, ya que este profesional es el que puede dar una orientación adecuada y hacer una planificación personalizada de una rutina de ejercicio físico.

Los primeros pasos en la actividad física puede implementarse una rutina que incluya caminar comenzando con una rutina de media hora e ir paulatinamente aumentando hasta llegar a una hora tres veces por semana.

Una vez que esta rutina ya se ha instalado en la vida de la persona sedentaria es posible implementar otros ejercicios que tanto pueden hacerse en casa como en el gimnasio, como por ejemplo andar en bicicleta, entrenar en una máquina elíptica y hasta añadir a la rutina algunos ejercicios con peso.

Los resultados se verán en pocos meses y serán realmente beneficiosos para la salud, ya que todo lo que incluya movimiento y nos mantenga motivados será en definitiva la mejor manera de dejar para siempre la vida sedentaria.

0 comentarios :