viernes, 20 de marzo de 2015

Ejercicio cardiovascular remo indoor

Componente fundamental de cualquier programa de trabajo cardio-respiratorio el ejercicio cardiovascular indoor ofrece distintas modalidades que pueden inclusive combinarse. Además, cada modalidad de ejercicio cardiovascular tiene diferente incidencia sobre el volumen de la musculatura involucrada debido a la demanda cardio-respiratoria y osteo-articular.

El remo indoor, propone un ejercicio que deriva del remo tradicional practicado en canoa o bote, en aguas y al aire libre, pero que con los adelantos tecnológicos permite practicar esta actividad en el gimnasio o en casa utilizando una maquina del tipo de las bicicletas estáticas, caminadoras o elípticos.

Para quienes desean practicar un entrenamiento que implique un alto porcentaje de trabajo muscular el remo indoor es excelente ya que tanto tren superior como inferior trabajan de forma conjunta y por ello esta actividad es considerada de resistencia general.

Por otra parte, el remo indoor produce un movimiento rítmico natural para todo el cuerpo siendo por ello eficiente para quemar calorías sin poner mucha carga en piernas y pies, trabajando los músculos posturales y estabilizadores ayudando a tonificar aquellos músculos que debido al sedentarismo van perdiendo tono y predisponen a sufrir lesiones.


Además, es un ejercicio cardiovascular que trabaja gran parte de la musculatura y hace que el corazón aumente su frecuencia cardíaca pero con una intensidad que permite mantener en el tiempo el entrenamiento. El remo indoor es también recomendable para quienes se encuentren haciendo una rehabilitación a causa de una lesión, sobre todo porque es un ejercicio de bajo impacto que incrementa la movilidad y la flexibilidad tras una lesión, siendo un entrenamiento de tipo complementario de deportes como natación, correr, ciclismo y tenis.

Asimismo, el remo indoor es una actividad que trabaja muchos grupos musculares, ayuda a quemar calorías, brindar mayor flexibilidad y fuerza libre de impacto y con una intensidad que el deportista puede controlar adecuadamente.

En el caso de las piernas, el deportista sentirá en cada palada de remo una compresión y extensión de las piernas trabajando también los músculos de pantorrilla, muslos, bíceps femoral, glúteos y caderas, mientras que al remar el tronco también se beneficia y adquiere mayor fuerza y se logra una mejor postura.

Los beneficios también son para el corazón y pulmones ya que el remo indoor supone una saludable demanda para el sistema cardiovascular y permite practicar una acción muscular coordinada que requiere siempre aplicar fuerza de manera repetitiva. Para la práctica de remo indoor es necesario adoptar una postura cómoda para los talones que deberán estar apoyados en la base del pedal con las correas convenientemente ajustadas.

Para los que recién se inician en este entrenamiento la resistencia debe ser la más baja y es necesario hacer bien el movimiento del ejercicio aumentando progresivamente la intensidad conforme pasan los días, en tanto que la posición de la espalda debe ser recta conservando solo las curvaturas fisiológicas normales, manteniendo los codos cerca del tórax al tirar de la polea pues así se trabajarán sus hombros y no se producirá sobrecarga en otras zonas.

0 comentarios :