lunes, 31 de agosto de 2015

Flexión simple y flexión de judo

Existe una amplia gama de ejercicios pectorales pero entre los principales se destacan la flexión el que ayuda a desarrollar la musculatura de pecho y tríceps, lagartijas o planchas.

Flexiones simples

El ejercicio flexiones simples se ejecuta siempre comenzando con una posición inclinada, recostado hacia abajo y levantando el cuerpo utilizando solo los brazos para terminar volviendo a la posición inicial. Se trata de un ejercicio fundamental para desarrollar la musculatura corporal y es posible hacerlo en casa.

La forma correcta de ejecutar este ejercicio es tomar la posición inicial tumbado boca abajo y colocando las palmas de las manos en el suelo de manera tal que queden a la altura de los hombros y ligeramente más abiertos que la anchura de los mismos.

El cuerpo debe mantenerse recto y una vez conseguido esto se procede a levantar el cuerpo hacia arriba a medida que se van irguiendo los brazos. Es necesario que el cuerpo se apoye solo sobre las manos y dedos de los pies manteniendo siempre una posición erguida.

Para terminar el ejercicio se baja el cuerpo flexionando los brazos y volviendo a la posición inicial o sea con brazos extendidos. Es importante en este tipo de flexión de brazos que el contacto con el suelo solo se tenga utilizando las manos y pies, no permitiendo que el cuerpo descanse por completo en el suelo.


Flexión de judo

Las flexión de judo o también llamada judo push up,es una variación de la flexión clásica, que es muy útil cuando se busca potenciar los músculos del hombro, pecho y tríceps. A pesar de ser un ejercicio poco convencional hoy se incluye en muchas rutinas de entrenamiento por los buenos resultados que pueden verse en un par de meses.

La flexión de judo no es un movimiento complicado y para realizarlo correctamente la posición inicial es la estándar de una flexión tradicional. Mover entonces los pies hacia adelante y levantar las caderas hasta que el cuerpo forme un revés en forma de V.

Una vez en esta posición, mantener las caderas elevadas y bajar el torso hasta que la barbilla casi toque el suelo. Posteriormente, bajar las caderas hasta casi tocar el suelo, y al mismo tiempo elevar la cabeza y hombros hacia el techo, debiendo quedar la cabeza mirando al frente, espalda y brazos rectos, volviendo lentamente a la posición inicial. En la flexión de judo se trabajan las zonas musculares del tren superior, hombros, tríceps y pectorales.

Aprender a realizar de manera correcta estas dos flexiones si lo que buscas es un desarrollo importante de la fuerza pectoral posterior.

0 comentarios :