lunes, 24 de agosto de 2015

Método Pose Running, correr con menos esfuerzo

Creado por el entrenador Ruso Nicolás Romanov en 1970, el método Pose Running tiene como finalidad que cualquier persona pueda llegar a correr de una manera óptima, utilizando la técnica correcta y el movimiento preciso.

Este estudio se basa en estudios científicos y análisis a deportistas de élite, que fueron estudiados para crear este modelo universal. La importancia del Running en nuestros días nadie la puede negar, es uno de los deportes que más ha crecido en los últimos años, llegándose a integrar en nuestras vidas cotidianas.

A todo esto, ha ido creciendo la investigación de las marcas para crear un calzado perfecto para este deporte, pero aún así, no han desaparecido las lesiones y muchas de estas son derivadas a la forma en la que ejecutamos el ejercicio.

Si eliges utilizar y aprender esta técnica tan valorada por los expertos, experimentarás una reducción de lesiones y al mismo tiempo esto te permitirá alcanzar los objetivos que te fijes. Éste método es tanto para un corredor profesional como para el más humilde corredor, ambos deben trabajar en esta dirección.



Las claves de la técnica:

1 Inicio del Movimiento: Primeramente un pie estará elevado aproximadamente cerca del centro del cuerpo y al mismo tiempo el otro pie brindará soporte para mantener el equilibrio.

2 Caída: La generadora del movimiento ( aceleración) La finalidad del primer movimiento crea el segundo, generando una caída. Tu objetivo principal será concentrarte en mantener la postura sin perder estabilidad.

3 Tirar: la dirección y la vuelta al inicio Literalmente debes tirar del pie hacia el centro de gravedad (centro del cuerpo). La clave es la sincronización de los pies y las manos y la coordinación.

Puntos básicos del método

Cabeza: La pose adecuada de la cabeza es sin ningún tipo de movimiento, debes relajarte y dejarla quieta.

Espalda: Deberás tener la espalda recta, pero ten cuidado con tensar mucho los músculos, debes estar con la postura correcta pero cómodo y relajado. Si tu espalda está tensa evitará que tu cuerpo se mueva libremente.

Brazos: Mantén los brazos al lado, no te preocupes por el movimiento de ellos. Siempre y cuando la espalda y hombros estén relajados, todo irá bien, es normal que los brazos avancen y retrocedan para contrarrestar el movimiento de las piernas, es normal y debe ser así.

Caderas: Inclínate hacia delante, como si fueses a caer, piensa en dejar caer tus caderas sobre la punta de los pies. Esto evitará que hagas un sobreesfuerzo en la zancada y además mantendrá tu velocidad.

Pies: Debes mantener tu peso corporal sobre la punta de los pies. Muevete rápidamente de un pie a otro para distribuir la fuerza a lo largo de las articulaciones, ligamentos y tendones.

Rodillas: Mantén una ligera curvatura en las rodillas, así te será más fácil continuar con el movimiento adecuado.

Piernas: Levanta la pierna hacía atrás, haz fuerza con los músculos isquiotibiales en lugar de empujar con los quádriceps. Te ayudará a dominar la caída hacia adelante.

0 comentarios :