jueves, 10 de marzo de 2016

Correr antes o después del ejercicio con peso

Existe una discusión entre los expertos en fitness sobre cuando es mejor salir a correr, para algunos el entrenamiento con peso disminuye el posterior rendimiento aeróbico, mientras que para otros es totalmente lo contrario.

Hacer ejercicio cardiovascular antes o después de las pesas es una duda que muchas personas tienen cuando diseñan su entrenamiento físico. No es un tema menor y es necesario tenerlo en cuenta al planificar las rutinas tanto para definir como para ganar masa muscular.

En realidad, como en otras cosas de la vida, no existe una única respuesta, ya que todo dependerá de cada caso en particular y será necesario entre otros presupuestos tener en cuenta los objetivos que cada persona tiene como finalidad en su entrenamiento físico.

Hacer ejercicio cardiovascular antes que las pesas es mejor cuando este ejercicio es precisamente lo que quieres mejorar y las pesas solo son un complemento para mejorar tus marcas.


Así, por ejemplo, un atleta puede hacer cinta un par de días por semana y pesas para ganar potencia en sus piernas, en ese caso primero hará cinta y después los ejercicios con peso ya que lo más importante es que lo que este deportista busca es mejorar precisamente la potencia y necesita entonces tener un pico de energía en esa etapa del entrenamiento.

Si el principal objetivo es el ejercicio cardiovascular dentro de un plan de entrenamiento que incluya pesas, primero se harán los ejercicios de cardio y después los que incluyan peso, en tanto que si lo que se busca es desarrollar la masa muscular o bien lograr mejor definición el entrenamiento será a la inversa.

Asimismo, hacer cardio tras distintos ejercicios de musculación también es beneficioso si además de ganar masa muscular se quiere eliminar grasa pero sin perder músculo. Así, cuando se termina la sesión de pesas se habrá agotado el glucógeno y al hacer 20 minutos de cardio suave será suficiente para eliminar una buena cantidad de grasa almacenada.

Muchos entrenadores personales aseguran que lo ideal es hacer una sesión de pesas de unos 45 minutos y después 20 minutos de cardio, pues así en la misma sesión se trabaja los músculos y al agotar el glucógeno y hacer cardio se queman las reservas de grasa.

Es necesario recordar que el cuerpo siempre intenta primero consumir el glucógeno para tener energía rápidamente y después la grasa, por ello debe darse prioridad a esas reservas de glucógeno en el ejercicio principal ya sean pesas si se busca ganar músculo o cardio si se trata de un atleta.

0 comentarios :