lunes, 30 de mayo de 2016

Entrenamiento en la playa

La arena de la playa es perfecta para una rutina de ejercicio físico, y nada mejor que aprovechar las vacaciones para hacerlo. Además, se trata de un suelo especialmente indicado pues proporciona una resistencia natural disminuyendo el impacto sobre las articulaciones. El mar, por su parte, también proporciona amplias posibilidades para el entrenamiento físico contribuyendo por su temperatura más fría a tonificar los músculos.

Caminar en el agua es un ejercicio simple que puede realizarse diariamente durante las vacaciones en la playa, siendo ideal como precalentamiento antes de comenzar con los ejercicios de la rutina de entrenamiento.

Asimismo, nadar también puede ser una buena opción de entrenamiento en la playa ya que se trata de un deporte completo que ayuda a poner en movimiento todos los músculos, mejorando la flexibilidad de las articulaciones y la circulación, siendo una buena herramienta a la hora de quemar calorías.


Hacer ejercicios dentro del agua es otra posibilidad durante las vacaciones, puede utilizarse una peloto o colchoneta que ayude a desplazarse para lograr un trabajo más intensivo de piernas con la ventaja del bajo impacto sobre las articulaciones.

Para aquellos que prefieran hacer un entrenamiento físico completo en la arena lo mejor es hacer una caminata por la orilla del mar donde la arena está más endurecida y es una buena opción si se desea trabajar cuádriceps y la musculatura por debajo de la rodilla.

Fútbol de playa o voleibol de playa son dos excelentes deportes y además divertidos, de ahí que suman muchos adeptos durante el verano pues permiten hacer un trabajo de piernas y brazos con una mayor resistencia gracias al suelo de arena. 

Los ejercicios estáticos pueden también estar dentro de la rutina de entrenamiento en la playa con la ventaja que la arena es una magnífica colchoneta que se adapta perfectamente al cuerpo, pudiendo entonces realizar algunos ejercicios básicos como sentadillas, la tradicionales flexiones de brazos para tonificar pectorales, brazos y espalda. Sumar también a los ejercicios estáticos abdominales lumbares e inferiores y zancadas para trabajar piernas y glúteos.

Ya no hay excusas para no estar en forma estas vacaciones diseñando una rutina de entrenamiento que pueda hacerse en la playa disfrutando de la naturaleza, el mar y el sol.



0 comentarios :