miércoles, 15 de junio de 2016

Correr y complementar con pesas

Para quienes gustan de correr los ejercicios de fuerza pueden ayudarles a prevenir lesiones y superar sus propios tiempos además de lograr una mejor musculatura.

El correr es un ejercicio beneficioso pero pueden optimizarse aún más sus resultados si el entrenamiento se coordina con sesiones de ejercicios de fuerza en los que se utiliza peso.

Para combinar un entrenamiento de fuerza junto con el hábito de correr es necesario tener en cuenta que también los hombros, brazos y espalda trabajan durante el entrenamiento ya que la parte superior del cuerpo sirve para compensar y ayudar a lograr mejores movimientos.

De allí que ejercitar hombros, brazos, espalda y pecho puede mejorar notablemente el entrenamiento y ayudar a evitar lesiones. Ganar un poco de masa muscular y perder grasa hará que el corredor sea más fuerte y también más ligero.


De nada sirve hacer pesas y concentrarse solo en cuádriceps, bíceps y pectorales, ya que en realidad desde el cuello hasta los tobillos, pasando por la espalda, es de suma importancia en todo entrenamiento y en especial para correr. Incorporar sentadillas y peso muerto ayuda mucho más a desarrollar glúteos y también isquitibiales, fortalecer la espalda, cuello y hombros, siempre realizando ejercicios compuestos tales como flexiones o dominadas.

En cuanto a los abdominales los músculos que forman parte de la denominada “faja abdominal son de fundamental importancia cuando de correr se trata, sirviendo como soporte para los demás músculos del cuerpo y proteger la espalda.

Algunos ejercicios isométricos, tales como las aspiraciones de abdomen o la plancha ayudan a fortificar la cintura, siempre haciendo la cantidad justa de repeticiones, con un esfuerzo progresivo, es ideal hacer seis repeticiones con un peso que haga más dificultoso llevarlo adelante, sin olvidar los estiramientos posteriores. Con una diez semanas de entrenamiento de fuerza se consigue rebajar las propias marcas en un minuto en pruebas de 10 kilómetros.

En un estudio con corredores, con solo diez semanas de entrenamiento de fuerza se consiguió rebajar sus marcas en un minuto en la prueba de diez kilómetros, ya que el objetivo fundamental es ganar algo de músculo y fuerza pero no convertirse en un culturista.

0 comentarios :