sábado, 11 de junio de 2016

Rutina Full-Body: ventajas y desventajas

En las rutinas de entrenamiento conocidas como Full-Body se trabaja todo el cuerpo en una misma sesión, existiendo también la alternativa de entrenar todos los músculos principales. Los principales ejercicios que forman parte de la rutina Full-Body son:
  • Press de Banca
  • Sentadillas
  • Dominadas
  • Peso Muerto
  • Remo con Barra Press
  • Militar 
Como toda rutina de entrenamiento físico la de Full-Body tiene características que le son propias y la primera de ellas es que, como su nombre lo indica, trabaja el cuerpo completo y esto incluye pecho, espalda, hombros y piernas, pero sin hacerlo dos días consecutivos.

Es posible además, para quienes ya llevan un tiempo entrenando, combinar con otras rutinas que trabajen por ejemplo torso y pierna y hacer este ejercicio el día después de la rutina Full-Body.

Lo que se recomienda es entrenar Full-Body solo 3 veces por semana y hacerlo un día si y un día no, además de ir variando las intensidades de las sesiones, por ejemplo se puede elegir entre 3-6 ejercicios por sesión, pero siempre basándose en ejercicios multi-articulares como torso/pierna. 

Ventajas de la rutina Full-Body 

 Entre las ventajas de la rutina Full-Body destacan: 

  •  Es excelente para principiantes de entrenamiento de pesas.
  • Ayuda a ganar masa muscular porque al no practicarse todos los días se permite dar a los músculos la posibilidad de recuperarse.
  • Es una rutina adecuada para ganar fuerza muscular.
  • Permite cambiar el número de repeticiones y series a lo largo de una misma semana y combinar micro-ciclos intensos o de carga con micro-ciclos de descargas. 
  • Es un entrenamiento que ocasiona un menor número de agujetas Ayuda a definir el cuerpo y perder grasa.
  • Es compatible con otros deportes sobre todo para quienes disponen de poco tiempo para ir al gimnasio.

Desventajas de la rutina Full-Body

Entre las desventajas de la rutina Full-Body las más importantes son:
  • No puede entrenarse dos días consecutivos.
  • La congestión muscular es casi inexistente a no ser que se realicen algunas series de altas repeticiones.
Cómo organizar la rutina Full-Body


Por lo general una rutina Full-Body los ejercicios elegidos deben ser repartidos entre las diferentes zonas del cuerpo y hacerlo en días alternos (lunes, miércoles, viernes o martes, jueves, sábado). 

Asimismo, es importante que cuando se entrena con este tipo de rutina elegir bien los ejercicios pero respetando uno de los principios básicos del entrenamiento físico que es la super-compensación, o sea, cuando se entrena se produce un desequilibrio por el estímulo que se da a los músculos que puede contrarrestarse con solo hacer una recuperación correcta.

El objetivo de cualquier entrenamiento físico es lograr una super-compensación y situarse por encima del nivel inicial, de ahí la importancia de una correcta recuperación, algo que las “Rutinas Weider” no permiten porque el daño acumulado en las fibras musculares en cada sesión es demasiado grande.

La rutina Full-Body permiten a la mayoría de las personas que entrenan habitualmente y asisten al gimnasio trabajar el cuerpo de manera completa y se recomienda como muy eficiente pues es la mejor forma de utilizar los recursos físicos y mecánicos de los que se dispone.

0 comentarios :