lunes, 25 de julio de 2016

Entrenamiento cardio con HIIT o LISS

El entrenamiento con HIIT o LISS ofrecen resultados realmente eficaces ya que mejora la capacidad cardiovascular y ayuda a bajar de peso. Se trata de dos modalidades bien diferentes dependiendo de los objetivos personales buscados.

Todos sabemos que el entrenamiento cardio es importante en la actividad física pues ofrece muchos beneficios para la salud, pero el más motivador es sin lugar a dudas la pérdida de peso gracias a la disminución del porcentaje de grasa corporal como consecuencia del gasto calórico.

Asimismo, el entrenamiento cardio ayuda a mejorar la circulación sanguínea manteniendo estable la tensión arterial, pero además reduce el colesterol y mantiene estables nos niveles de glucosa gracias a que estimula la producción de insulina.

Entrenamiento HIIT 

Tanto el entrenamiento cardio HIIT como el LISS son en la actualidad los más conocidos y por lo tanto los más populares.

El entrenamiento HIIT es una variedad de cardio bastante exigente con intervalos de intensidad y picos de esfuerzo que no lo hace apto para físicos principiantes, pero con muchos beneficios.

Por su parte, la eficacia del LISS, entrenamiento de baja intensidad mucho menos exigente y agresivo es recomendable para personas que recién comienzan con un entrenamiento cardio o tienen problemas de sobrepeso y puede ser una excelente opción para practicar cardio y amoldarlo a las necesidades particulares de cada persona.

Los milagros no existen por lo tanto no es suficiente incorporar a la actividad física el entrenamiento HIIT si lo que se pretende es bajar de peso, deberá por lo tanto ser acompañado por una dieta baja en calorías, pues si no se cuida la alimentación el fracaso está garantizado.

El HIIT o Entrenamiento a Intervalos de Alta Intensidad consiste es ejercicios de corta duración y elevada intensidad para el que es necesario tener una buena base aeróbica inicial. Con una duración máxima de 20 minutos e intervalos de esfuerzos intensos con períodos de recuperación más extensos.  
Cada intervalo debe durar unos veinte segundos para quienes se inician y hasta cuatro minutos para avanzadas, con descansos de forma pasiva o activa la mitad de tiempo para los más avanzados y hasta de un minuto en las principiantes.


Lo mejor es realizar este tipo de entrenamiento después de una sesión de pesas pues en ese momento los depósitos de glúcógeno muscular se encontrarán más vacíos, y recurrirá a los depósitos de grasa acumulada, con un gasto calórico sea mayor.

LISS (Low intensity Steady State)

Ya el LISS es un sistema de entrenamiento aeróbico de baja intensidad y larga duración que se lleva a cabo a un ritmo continuo y con una frecuencia cardíaca estable.

Cada sesión tendrá una duración de 45 minutos con una intensidad de 70% de la frecuencia cardíaca máxima.

Como ejercicio recomendado para las sesiones de LISS es caminar o trotar a un ritmo ligero y también utilizar algunas máquinas cardio como puede ser la elíptica, un entrenamiento que ayuda a quemar menos calorías que el HIIT pero con una ventaja que es que el alto porcentaje de esa quema proviene de la oxidación de grasas, no siendo necesario de tanto descanso.

El LISS es un entrenamiento ideal para todo tipo de personas y ayuda a crear una buena base aeróbica para realizar después ejercicios como el HIIT de mayor intensidad.

0 comentarios :