domingo, 19 de noviembre de 2017

Precalentamiento, la primera etapa de la actividad física

Una correcta rutina de entrenamiento físico requiere de un precalentamiento, se trata de ejercicios que ayudan a flexibilizar los músculos y evitar posibles lesiones en la práctica de cualquier deporte o actividad física.

Existen diferentes tipos de precalentamientos como el general, específico y el pasivo. En el general se realiza una actividad física que involucra grandes grupos musculares por medio de movimientos de todas las articulaciones del cuerpo, ya en el específico los ejercicios de calentamiento dependen del deporte a realizar y por último el pasivo es la aplicación exterior de calor como puede ser un baño de inmersión con agua caliente.

El precalentamiento evita sufrir calambres, esguinces y distensiones musculares y por otra parte si no se realiza este calentamiento previo el corazón en reposo sometido a un esfuerzo repentino puede mostrar algunas señales de falta de abastecimiento de sangre suficiente. Con estos ejercicios las arterias coronarias se dilatan y la circulación sanguínea es mayor.


Un preclaentamiento correcto permite al deportista darse un tiempo para introducirse en la actividad física y tomar conciencia del esfuerzo que va a realizar. Los beneficios de una buena entrada en calor antes de comenzar el entrenamiento físico son numerosos y van desde el aumento de la temperatura corporal, la liberación de líquido sinovial en las articulaciones y la mejora de la eficacia contractil del cuerpo.

Al aumentar la temperatura con ejercicios de precalentamiento se favorece una rápida disociación del oxígeno y queda mayor disponibilidad para los músculos, mientras que a nivel celular se activan las reacciones químicas en tanto que la vasodilatación mejora el aporte de nutrientes al organismo. Psicológicamente el precalentamiento ayuda a tener una mayor motivación, brinda un tiempo para comenzar a pensar en la actividad física a realizar y posibilita un mejor conocimiento del propio cuerpo.

Además de los ejercicios de precalentamiento también se recomienda antes de comenzar con el entrenamiento propiamente dicho reaizar algunos estiramientos suaves para dar mayor flexibilidad a los grupos musculares que van a utilizarse después

Una correcta rutina de precalentamiento debe estar compuesta por: 1) Ejercicios de "estiramiento", sobre todo de los grupos musculares posteriores de la pierna como gemelos e isquiotibiales. 2) Ejercicios de movilidad articular para liberar el líquido sinovial en las articulaciones. 3) Acondicionamiento orgánico para aumentar la temperatura corporal haciendo desplazamientos en los planos laterales.

0 comentarios :