viernes, 5 de mayo de 2017

Actividad física para eliminar grasa

Para perder peso es necesario llevar adelante un plan que incluya una dieta baja en calorías, equilibrada y saludable además de una rutina de entrenamiento físico que incluirá ejercicios específico para eliminar los depósitos de grasa y tonificar los músculos.

La decisión de comenzar con un plan para adelgazar debe siempre incluir ejercicio físico ya que eso permitirá convertir gran parte de la masa muscular en músculo y para lograr ese objetivo los mejores son los ejercicios aeróbicos con la inclusión de algo de peso que ayuda a tonificar la musculatura y también una rutina de anaeróbicos.

Tanto el trabajo aeróbico como el anaeróbico debe realizarse con regularidad para ver resultados en cuanto a obtener una mayor resistencia física, siendo también de ayuda para prevenir la osteoporosis y mantenerse en forma una vez que se ha llegado al peso normal, siendo también útil para aumentar la producción de endorfinas que ayudan a mejorar el estado de ánimo.

Los ejercicios aeróbicos pueden clasificarse como:

  • De impacto bajo a moderado:Tales como caminar, nadar, remar, escalar y esquiar, siendo ideales para quemar grasa de forma relativamente rápida.
  • De alto impacto: Que incluyen actividades como correr, bailar, tenis, paddle, o squash, pero al ser de alto impacto deben realizarse dos o tres veces por semana y no más.
Lo importante es crear un plan de entrenamiento donde los ejercicios se realicen intercalados y no todos de una solo vez, pues solo se consigue con ello agotarse y en muchos casos sufrir alguna lesión. Comenzar el entrenamiento físico progresivamente y de ser posible bajo el monitoreo de un entrenador personal que brindará la orientación adecuada, sobre todo en personas que recién empiezan a hacer actividad física.


En el caso específico de la de quema de grasa lo mejor es hacer ejercicio aeróbico de alta intensidad y baja duración, con ello se acelera el metabolismo y se mantiene alto aún después de terminado el entrenamiento, además cuanto más cantidad de calorías se gastan más grasa se destruye.

Un ejemplo es caminar una hora para quemar 270 kilocalorías de las cuales 160 provienen de las grasas o correr por 45 minutos y quemar 680 kilocalorías de la que 270 proceden de las grasas. Si se desea hacer una rutina de aeróbico y musculación puede programarse con varios ejercicios teniendo en cuenta que los ejercicios con peso no consumen tantas calorías como el aeróbico pero se consigue acelerar el metabolismo de forma indirecta y se favorece la formación de masa muscular.

Entrenar por la mañana o por la noche es una pregunta frecuente y a pesar de que se consumirá la misma cantidad de calorías sin importar la hora en que se entrene, hacerlo por la mañana es más recomendable porque produce un efecto acelerador del metabolismo durante las horas posteriores.

0 comentarios :